Vigilarán a uruguayos que fueron a Río para prevenir enfermedades

El organismo de salud de Uruguay contactará con sus connacionales para prevenir la propagación de cualquier mal   


El atleta uruguayo Andrés Silva tras la prueba de los 400 metros con vallas
El atleta uruguayo Andrés Silva tras la prueba de los 400 metros con vallas (Reuters)

MONTEVIDEO, Uruguay

El Ministerio de Salud Pública (MSP) de Uruguay mantendrá "una vigilancia activa" de los ciudadanos que acudieron a los Juegos de Río de Janeiro 2016 para prevenir nuevos casos importados de dengue y otras enfermedades transmitidas por el mosquito Aedes aegypti, informaron hoy fuentes oficiales.

"Estamos previendo el retorno de los contingentes de uruguayos que viajaron a Brasil por los Juegos Olímpicos, la idea es trabajar con ellos en la identificación de riesgos, procurando una vigilancia activa de estas personas", indicó el ministro de Salud Pública, Jorge Basso, según recogió hoy la web de la Presidencia.

El jerarca explicó que se contactarán con los uruguayos que viajaron a Río de Janeiro, ya sea con la delegación oficial de deportistas o como espectadores de los Juegos Olímpicos, para detectar la presencia de algún cuadro febril que genere una necesidad de estudios complementarios.

La vigilancia será "a través de toda la red de salud tanto privada como pública", con la participación del Laboratorio de Salud Pública, que "se ha potenciado con la experiencia del último año y el intercambio con organismos internacionales", indicó Basso.

El jerarca también señaló que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) no ha tratado ningún caso actual en Río de Janeiro, pero "algunos países, como la zona tropical de Estados Unidos, han reportado más casos de zika de los habituales.

Para Basso es imprescindible "permanecer activos, vigilantes" y contar con "un conjunto de acciones intersectoriales que van más allá del sector salud".

Destacó también que la situación de Brasil, donde se aplica una vacuna contra el dengue en poblaciones donde se tiene un importante número de casos, no es la misma que la de Uruguay, pero que aún así se sigue de cerca "la posibilidad de, en algún momento, tener una vacuna" contra esta enfermedad.

Finalmente, destacó el trabajo con "los directores departamentales (provinciales) a través de la interinsitucionalidad" para remarcar la importancia de la higiene de los lugares y la conducta de "no dejar al aire libre recipientes que puedan juntar agua de lluvia".