El inalcanzable Usain Bolt

El jamaicano ya destrozó marcas en la pista y hoy se colgó su séptima medalla de oro en Juegos Olímpicos tras coronarse en los 100 metros planos de Río 2016

Usain Bolt, campeón de los 100 metros en Río 2016
Usain Bolt, campeón de los 100 metros en Río 2016 (AFP)

Ciudad de México

Una lesión impidió a Usain Bolt correr en plenitud durante los Juegos Olímpicos de Atenas 2004, fue eliminado en la primera ronda de los 200 metros planos marcando 21.05 segundos, un registro bajo considerando que en ese mismo año corrió la misma distancia en 19,93 segundos. Cuatro años más tarde la historia fue diferente.

Criticado por su estilo poco estético de correr –a causa de su estatura- y por su juventud, pocos creían que Bolt comenzaría a forjar su leyenda en Beijing.

Beijing 2008

Con la encomienda de igualar la proeza de Jesse Owens y Carl Lewis, Usain Bolt saltó al tartán del ‘Nido de Pájaro’ para correr la prueba máxima de velocidad. A pesar de la lenta salida que un gigante de 1.93 tiene, dejó a sus adversarios atrás con una gran facilidad y cruzó la línea de meta en 9,69 segundos, tres menos que la marca que él mismo arrebató a Asafa Powell (9,74) en el mundial de atletismo celebrado en mayo de 2008.

En los 200 metros no sólo ganó, también batió un récord que en 1996 era considerado como avanzado un siglo a su época. Aquella marca de 19, 32 segundos fue impuesta por Michael Johnson.

El jamaicano marcó 19,30 segundos corriendo aproximadamente a 40 kilómetros por hora. Lo único que restaba era ganar en los relevos 4x100: lo logró.

La suerte estuvo de lado de Jamaica. Estados Unidos, único equipo que podía competirles, quedó eliminado en semifinales. La victoria estaba cantada, pero no era suficiente. Los norteamericanos ostentaban el récord de la carrera desde el mundial de Stuttgart en 1993 con 37,40; Nesta Carter, Michael Frater, Asafa Powell y Usain Bolt reventaron el récord con 37,10.

Londres 2012

El hombre más rápido del mundo no llegó en gran forma a la siguiente justa veraniega, sus números en la clasificación de los 100 metros no fueron buenos, pero en las finales logró mejorar su récord olímpico (9,69 segundos) mas no el mundial (9,58 segundos) al vencer a Justin Gatlin, Asafa Powell y Yohan Blake con un tiempo de 9,63 segundos.

Con este segundo oro en la prueba igualó a Carl Lewis, quien  hasta entonces era el único velocista en tener un par de oros en los 100 metros.

En los 200 metros, Bolt no superó marcas pero sí se hizo con el oro, y en los relevos junto a Nesta Carter, Michael Frater y Yohan Blake vencieron a Estados Unidos y bajaron la marca olímpica a 36,84 segundos.

El hombre más rápido del mundo se convirtió en Río 2016 en el primer atleta en conquistar tres medallas doradas en diferentes ediciones de Juegos Olímpicos (en la prueba de 100 metros). Y aunque no logró batir su propia marca, aspira a llegar a nueve metales áureos con las dos pruebas que tiene pendientes en Brasil.