Se va el ‘agua verde’

Comenzó el proceso para vaciar la piscina del complejo María Lenk en Río de Janeiro, pues tiene que ser cristalina para el inicio del nado sincronizado

Comienza el proceso para vaciar la piscina del complejo María Lenk en Río
Comienza el proceso para vaciar la piscina del complejo María Lenk en Río (Carlos Contreras Legaspi)

RÍO DE JANEIRO, Brasil

El problema del 'agua verde' del complejo acuático María Lenk debe quedar resuelto en las siguientes horas. Luego de que los responsables de las albercas comenzaran a drenar la piscina de nado sincronizado y la fosa de clavados

"Es un proceso que tomará seis horas, en el nado sincronizado sí es necesaria la transparencia del agua porque las nadadoras tiene que ver por abajo del agua y los jueces tienen que calificar también. En los clavados no es necesario", dijo Simon Langford, vocero de la FINA en la sede.

Aunque no se cambió el agua, sí se está corrigiendo el balance químico en la fosa y debe comenzar a mejorar este domingo.

El comité de Río de Janeiro 2016 convocó a una conferencia de prensa en la que se explicó que los contratistas asignados mezclaron 80 litros de peróxido de hidrógeno al agua y este neutralizó el efecto del cloro, así que por esa razón, cambió de color, se alteró el PH y propició que se generara materia orgánica.

Gustavo Nascimento, Director de Mantenimiento de Sedes explicó que "el agua de la piscina de prácticas está en buenas condiciones, vamos a vaciarla y reemplazarla para que los jueces y atletas puedan cumplir sus funciones".

La medida de emergencia tiene que rendir efecto en pocas horas, pues el domingo por la mañana comienza la competencia de nado sincronizado mientras que el comité organizador sostiene que el principal enfoque es mantener la salud de los atletas, que hasta el momento no se ha puesto en riesgo.