Sharon van Rouwendaal se lleva el Oro en los 10 kilómetros en aguas libres

La nadadora holandesa se llevó la presea dorada en la prueba de los diez kilómetros de nado libre en su categoría femenil; la plata fue para Rachel Bruni y el bronce para Poliana Okimoto

Sharon Van Rouwendaal
Sharon Van Rouwendaal (Reuters)

Río de Janeiro, Brasil

La nadadora holandesa Sharon van Rouwendaal, que fue plata en el Mundial de Kazan del año pasado y campeona europea en 2014, conquistó hoy el oro en la prueba de natación en aguas abiertas de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro.

La francesa Aurélie Muller, la campeona mundial el año pasado, se colgó la plata y la italiana Rachele Bruni el bronce en la prueba de 10 kilómetros disputada frente a la turística playa de Copacabana.

La brasileña Poliana Okimoto, que nadó entre las líderes con un buen tiempo y marchaba segunda en los últimos metros, fue superada en el sprint final y tuvo que conformarse con el cuarto lugar.

La holandesa, que concluyó la maratón acuática con un tiempo de 1:56.32 y a una gran distancia de sus rivales, se colocó entre las líderes desde el comienzo de la prueba, pasó en segundo lugar al concluir la primera vuelta y la segunda vuelta y asumió el liderato ya en la tercera.

La victoria le permitió superar la derrota que sufrió en la final del Mundial del año pasado en Kazan, en donde la francesa Aurélie Muller anotó un tiempo de 1:58:04 y le arrebató el oro.

Las brasileñas Ana Marcela Cunha, bronce en el último Mundial, y Okimoto, campeona mundial en 2013, pasaron en primero y segundo lugar al concluir la primera vuelta e hicieron ilusionar al público que llenó la playa de Copacabana, pero ya en la segunda Cunha había caído al undécimo lugar y Okamoto pasó aún más atrás.

En la segunda vuelta el liderato ya lo había asumido la francesa Aurélie Muller, escoltada por Sharon van Rouwendaal y por la húngara Éva Risztov, la campeona olímpica en Londres.

En la tercera fue la holandesa que pasó adelante, con segundo lugar para la italiana Rachele Bruni y el tercero para una recuperada Okamoto, que sólo perdía 5 segundos de la líder.

Bruni, que este año se había colgado dos oros en etapas de la Copa del Mundo, finalmente le cedió el lugar a la campeona mundial francesa y pasó en tercer lugar.

La portuguesa Vania Neves fue sancionada con la bandera amarilla ya en la primera vuelta y la española Érika Villaecija García, que llegó en el lugar 18, en la segunda.

La competición en el mar de 10 kilómetros fue realizada frente a las arenas de Copacabana, con el punto de partida y la meta ubicados próximos al Fuerte de Copacabana, en la esquina derecha de la playa más emblemática de Brasil.

Las nadadoras tuvieron que partir dentro del agua, desde atrás de una cuerda levantada como pistoletazo, debido a que la plataforma de lanzamiento que había sido instalada se hundió el pasado sábado por un fuerte oleaje.