Crece la deuda pública en Río por los Juegos Olímpicos

La actividad olímpica en Río de Janeiro ha generado un alto porcentaje de empleo al igual que su aumento en los impuestos

Crece la deuda pública en Río de Janeiro por Juegos Olímpicos
Crece la deuda pública en Río de Janeiro por Juegos Olímpicos (Reuters)

Río de Janeiro

La Afición - EFE / Río de Janeiro

Los Juegos Olímpicos de Río 2016 generaron un crecimiento de 11 por ciento en su tasa de empleo; además, un aumento en la inflación de Río de más de 8.6 por ciento. El impacto directo de los mega eventos, en este caso Juegos Olímpicos, logró que la inflación de Río aumentara de 2014 a 2016 de 6.3 a 8.6 por ciento.

En medio de una tendencia de deuda pública, acoger a la justa olímpica incrementará el número de insolvencias empresariales de la ciudad de Río de Janeiro, derivado del aumento de los precios que realizan las diversas empresas que hay en la ciudad. La actual sede de los Juegos Olímpicos generará presiones inflacionistas visibles hasta 2020.

Esto se desprende de la inflación por la que está pasando la ciudad de Río. Desde el año 2012, la sede olímpica ha tenido un aumento exuberante. En 2012 contaban con 13 por ciento de inflación; en estos momentos, la cantidad ha aumentado más del 70 por ciento al posicionarse con 96 en la inflación nacional.

Por otro lado, las insolvencias, de igual manera que la inflación, se han visto en aumento. Cinco por ciento de éstas son de Río de Janeiro, 12 por ciento se derivan de las micro empresas locales y 22 por ciento de los corporativos nacionales. Las insolvencias han aumentado del tres por ciento, en 2014, a 22 por ciento durante la justa olímpica.

La economía de Brasil está decreciendo al -3.5 por ciento. Durante la justa olímpica el consumo ha aumentado al 83 por ciento, mientras que la inversión sólo ha cubierto el 34.7 por ciento. Para que Brasil logre estabilizar su economía, el PIB debe cubrir lo invertido.

En el caso de el empleo, al ser sólo temporales, es un impacto menor y de corta duración. Hay un 0.1 por ciento de fuerza laboral en Brasil, mientras que su tasa de desempleo a nivel nacional es del 11 por ciento. Ésta aumentó cuatro por ciento desde el 2011.

Por último, la deuda pública de Río añade una tendencia preocupante. La deuda pública durante los Juegos Olímpicos de Río 2016 aumentó al 89 por ciento, siendo que hace tan sólo dos años se encontraba en 63 por ciento.

Los crecientes proyectos de inversión y turismo ligados a Olímpicos añadirán sólo 0.05 puntos porcentuales en el crecimiento real del PIB de Brasil, en el que se espera un declive de 3.5 por ciento en 2016.

Según cifras oficiales, la inversión total en infraestructura olímpica entre 2009 y 2015 podría alcanzar los 38.500 millones de reales brasileños (12 mil millones de dólares) una pequeña suma comparada con la economía del país.

Se espera que el turismo genere mil 300 millones de reales brasileños (400 millones de dólares) e incremente el crecimiento real sólo 0.02 puntos porcentuales, menos de la mitad del impacto estimado original total.