Alberca para nado sincronizado será drenada

El agua de la alberca donde se desarrollará la competencia en la que participarán Diosdado y Achach será reemplazada para que se vea transparente

Las albercas donde se desarrollan los clavados y nado sincronizado en Río 2016
Las albercas donde se desarrollan los clavados y nado sincronizado en Río 2016 (Reuters )

RÍO DE JANEIRO, Brasil

Dolores Hernández perdió su toalla en el fondo del agua turbia, Tania Cagnotto salta con la boca y ojos cerrados por siente asco, Abigail Johnston dice que parece un pantano: es la opinión de clavadistas olímpicos sobre la piscina de Rio-2016.

Y así seguirá.

Mientras la competencia de clavados se realiza en el agua verde alga, que llegó a oler a "pedo" durante una sesión de entrenamientos, los organizadores corren para dejar la alberca vecina apta para el nado sincronizado.

Y apta en este caso significa limpia.

Y para eso los organizadores anunciaron este sábado una medida radical: el agua será drenada y reemplazada. Una gigantesca manguera estaba succionando el agua entrada la noche, constató un periodista de la AFP.

El gerente de instalaciones de los Juegos, Gustavo Nascimento, admitió que los intentos para devolver su color azul original al agua de la piscina de 50 metros del centro acuático Maria Lenk, fracasaron.

"Hemos estado intentándolo durante cuatro días. Obviamente no va tan rápido como queríamos (...), así que vamos a cambiar el agua", indicó Nascimento en una rueda de prensa organizada a las carreras.

"Vamos a drenar el agua de la piscina de competición y vamos a bombear agua de la piscina de calentamiento", precisó.

El agua resultó afectada después de que la adyacente piscina de clavados se tornó verde debido a una reacción química causada por peróxido de hidrógeno que neutralizó el cloro, según Nascimento.

"El nado sincronizado requiere agua transparente para los jueces y agua transparente para que las nadadoras se puedan ver, así que vamos a cambiar el agua", explicó.