México, carrera por el oro en Río 2016

La selección olímpica debuta ante Alemania con el objetivo de iniciar bien la defensa del oro de 2012; Oribe Peralta y Alfredo Talavera coinciden en que la meta es alcanzable

Oribe y 'Cubo' Torres durante un entrenamiento del Tri Olímpico
Oribe y 'Cubo' Torres durante un entrenamiento del Tri Olímpico (Imago7)

Salvador de Bahía

Hace cuatro años, fue la fi gura de México, el delantero que con sus goles ayudó a conseguir una medalla de oro contra todos los pronósticos. Ahora, está de nueva cuenta en unos Juegos olímpicos, y Oribe Peralta anhela brillar como aquel día en Wembley, y también enfrentar a Brasil en una Final ante su público en el Maracaná.

Así de franco lo comentó el atacante, quien quiere ganarle a la Verdeamarelha la presea dorada: "Solo tengo más años (que en 2012), pero sigue el mismo deseo de trascender, de poder poner en alto el nombre de México. Quiero volver a enfrentar a Brasil en la Final y ganarles". El atacante dejó claro su rol: "Soy un complemento y trato de aportar la mucha o poca experiencia; desde que iniciaron el proceso tenían en la mente que venían por una medalla, yo solo vine a mostrarles que se podía, que podíamos conseguirlo otra vez".

Oribe ha sido un motor importante en la cuestión anímica del grupo, según han dicho varios de sus compañeros, y él admitió que le agradó la entereza con la que los futbolistas enfrentan esta justa y, sobre todo, la ilusión que tienen de trascender.

"Estoy muy orgulloso de representar a México en los Olímpicos, el nivel lo veo muy bueno, los muchachos me han sorprendido, tienen esa hambre de trascender, de ganar cosas importantes, y es lo que hace que este grupo sea igual de competitivo".

DESEOS DE TRASCENDER

Una pulsera de color rojo resalta en la muñeca del hombre que llevará en sus manos la responsabilidad de la portería mexicana en Juegos Olímpicos. Y aunque siempre ha basado su carrera en el esfuerzo, para Alfredo Talavera no está de más utilizar este accesorio y alejar las malas vibras, según dicen los creyentes.

Hoy, México se enfrenta a Alemania en su debut en la justa celebrada en Brasil. El portero se aferra a sus creencias y al trabajo que, dice, los sacará adelante en este reto que emprendieron de refrendar la medalla de oro que se consiguió hace cuatro años en Londres 2012. Por esto último, Alfredo sabe que tendrán las miradas encima, que esperan a un México protagonista, de la mano de sus refuerzos mayores, entre los que destaca Oribe Peralta, quien ya tiene colgada en su vitrina aquella presea dorada.

"El equipo tiene mucha hambre, la responsabilidad crece cuando se hacen las cosas como en las Olimpiadas pasadas y estamos en el reflector de todos los equipos que nos quieren ganar. Veo al equipo completo, estamos listos". En todo momento, Talavera ha mencionado que no se siente por encima de nadie.

El liderazgo está en cada uno de los 18 futbolistas que acudieron a la competencia, pese a que sí, como refuerzo mayor, hay cierto compromiso. "El equipo tiene muchos deseo de trascender, los refuerzos también, todos queremos lo mismo, cuando trabajamos parejo y fuerte creo que eso nos dará buenos resultados. Aquí cada uno es líder en su posición".

Para él serán sus primeros Juegos Olímpicos, su segundo gran torneo como titular. Ya le ocurrió en 2011 con la Copa Oro, en la que tuvo que entrar al quite ante la contaminación de cinco jugadores por consumo de carne por clembuterol, entre los que estuvo Guillermo Ochoa, en ese entonces el portero que apuntaba a la titularidad. Ahora, de nueva cuenta, tiene enfrente esa ilusión. Eso sí, cada vez que se le recuerda lo mucho que se espera de su participación, evita los temas individuales y se concentra en lo colectivo.

"Estoy muy contento por eso (porque jugará como titular otro torneo), agradecido con Dios, con el profe, con mis compañeros, no queda más que hacer historia". Incluso, cuando se hace énfasis en que esta justa podría ayudarlo para retomar terreno en el cuadro mayor, luego de que en la Copa América Centenario fue Ochoa quien apareció en los cuartos de final, Tala respondió con un "creo que sí". Apenas tomó un respiro y matizó: "siempre y cuando se haga un buen papel, pero todos juntos, nadie gana solo, somos un equipo y hay que pensar en crecer y avanzar".

"MÉXICO ES UN EQUIPO FUERTE"

Horst Hrubesch entiende bien lo que es la presión en un torneo de la magnitud de los Juegos Olímpicos. No le tocó este torneo en especial, pero como futbolista estuvo en el equipo que ganó la Euro de 1980 y el subcampeonato en el Mundial de España 1982. Sus credenciales como jugador y luego como técnico le dieron la vía para llegar a las categorías menores de la selección.

Con este equipo ha trabajado, y por ello sabe lo que le pueden dar, más allá de lo que presentará México: "Es un equipo muy fuerte, que tiene once buenos jugadores. Hay dos o tres jugadores que se destacan, pero no juegas solo contra ellos, sino contra todo México. Nosotros sabemos que México ganó hace cuatro años, pero nosotros venimos a ganar. No sé si México es favorito".