Policía de Brasil 'baja' del avión a dos nadadores de EU

Gunnar Bentz y Jack Conger no pudieron tomar un vuelo de regreso a su país tras surgir dudas en torno a su acusación de que fueron asaltados por presuntos policías en Río de Janeiro.

Ryan Lochte
Ryan Lochte (Reuters)

Río de Janeiro

La policía de Brasil impidió a los nadadores del equipo olímpico de Estados Unidos, Gunnar Bentz y Jack Conger, tomar un vuelo de regreso a su país tras surgir dudas en torno a su acusación de que fueron asaltados por presuntos policías en Río de Janeiro.

El Comité Olímpico de Estados Unidos confirmó que los agentes de la policía de Brasil sacaron a Bents y Conger del avión, mientras que Ryan Lochte ya se encuentra en su país, pese a que se le prohibió abandonar Río de Janeiro para poder ser interrogado.

"La policía local llegó a la Villa Olímpica esta mañana (miércoles) y pidió reunirse con Ryan Lochte y James Feigen y retener sus pasaportes con el objetivo de asegurar que presten nuevos testimonios", declaró el portavoz Patrick Sandusky.

"El equipo de natación dejó la Villa después de que su participación terminó, así que los atletas no se presentaron. Además, como parte de nuestro protocolo de seguridad, no informamos públicamente sobre sus planes de viaje y por eso no podemos confirmar su ubicación actual", agregó.

Sandusky dijo también que el equipo estadounidense "continuará cooperando con las autoridades brasileñas".

Lochte sostiene que él y sus tres compañeros, los atletas estadounidenses Gunnar Bentz, Jack Conger y Jimmy Feigen fueron asaltados a mano armada por hombres vestidos de policías que detuvieron su coche cuando salían en taxi de una fiesta en la Casa Francia, en horas de la mañana del domingo, rumbo a la Villa Olímpica.

Lochte dijo que fue apuntado con un arma en la cabeza durante el asalto, mientras el taxista fue obligado a abandonar el vehículo y los criminales les obligaron a tenderse en el piso para robarles.

"El hombre sacó el arma y me apuntó a la frente diciendo 'bájate'," declaró después Lochte. "Se llevó mi dinero y mi billetera, dejó mi celular y mis credenciales".

Sin embargo, autoridades de Rio-2016 dicen que la policía aún está intentando localizar testigos, incluido el conductor del taxi en que los nadadores dijeron que se trasladaban.

Pero en el texto del tribunal se destaca que "la jueza apunta posibles divergencias en el relato de los nadadores".