México empató a dos goles contra Alemania en Río 2016

Aunque Oribe Peralta abrió el marcador, los teutones aprovecharon las desatenciones defensivas del Tri para igualar en su primer compromiso de la fase de grupos del futbol en los Juegos Olímpicos

Enviada, Salvador de Bahía, Brasil

No le fue fácil a la Sub 23 mexicana, pero tampoco a Alemania. El equipo que comanda Raúl Gutiérrez mostró una solvencia interesante en varios minutos, latigazos de buen futbol, individualidades que marcan diferencia, pero también fue presa de las distracciones, y eso al final costó que los feroces teutones les empataran en dos ocasiones, y al final, se pactó un 2-2.

México puso en jaque al equipo europeo, pero ellos se resistieron, con fortaleza física, frialdad y buenos disparos evitaron que el conjunto azteca se quedara con los tres puntos en el primer partido de ambos en los Juegos Olímpicos. Fue un duelo dinámico en muchos lapsos, trabado en otros y con buenas jugadas que entusiasmaban a la tribuna.

Oribe Peralta fue de los más ovacionados, tan es así que, al minuto 72 las pantallas del Estadio Fonte Nova repetían el primer gol de México, el que abrió el marcador en el partido, lo hicieron porque el atacante se quitaba el gafete de capitán, con un gesto no muy bueno en el rostro, porque en la orilla del campo ya esperaba Erick Torres para ingresar, y él tenía que marcharse, A nadie le gusta salir.

Lo mejor al inicio del juego la tuvo Lozano al meter un disparo potente con la pierna derecha que se fue arriba del marco que Timo Horn. Instantes después, el mismo Lozano sacó un centro que no alcanzó a conectar Peralta.

Hasta ese momento, la lluvia parecía no mermar en el desempeño de los mexicanos, pues llegaban bien a terreno enemigo.

El Tri lucía su buena recuperación en el medio campo  con Gutiérrez y Pérez que no se dejaban intimidar por el enemigo, que aunque agarraba el balón, le fue muy complicado generar opciones de peligro.

Fue hasta el minuto diez que León Goretzka trató de sorprender a Talavera con un cobro de tiro de castigo que le salió muy suave, justo a los guantes del portero.

Y quien seguía levantando la voz de los apenas diez mil aficionados que se dieron cita en el Estadio Fonte Nova era el Chucky, quien sacaba centros precisos, uno de ellos fue a los pies de Pérez, que sacó un disparo que pasó cerca de la portería.

Al 15’, los Alemanes inquietaron a los mexicanos con un tiro cruzado de Niklas Suele, que por poco se mete a la red.

La lluvia caí más fuerte, y entonces sí, se complicaba el traslado de balón, las entradas eran más peligrosas, y el Tricolor dejó de tener el balón.

Tras un ligero agobio de los teutones, el Tri volvió al partido con algunos arribos discretos. La mejor jugada se dio cuando Pizarro de cambió de banda, recorrió la parcela izquierda, sacó centro, le quedó a Oribe y éste la dejó en Lozano que entraba mejor perfilado, el del Pachuca sacó un tiro potente que desvió el portero.

Pero nada pasaba, el tedio llegó por varios instantes, parecía que a los dos equipos se les habían mojado las ideas.

El segundo tiempo arrancó en las mismas circunstancias que acabó el primero. Sin embargo, al 52’, y tras un tiro de esquina que cobró Pérez, el balón le llegó a Oribe Peralta, quien con un certero cabezazo mandó la de gajos al fondo de la red, ante la impotencia de Julian Brandt que por poco y saca con la cabeza el balón en la línea.

Entonces, Alemania respondió al gol con una llegada en la que Serge Gnabry tiró, pero se fue desviado.

Ese fue solo el aviso de lo que vendría al 57’, cuando le filtran un balón preciso a Gnabry, quien tiró cruzado y concretó el empate a uno.

Segundos después, Davie Selke bajó la pelota con la mano en el área y por ello le anularon un gol al cuadro alemán.

El Tricolor de inmediato se sacudió la angustia, y en un balón que llegó por izquierda, Bueno metió un cabezazo que pegó en el travesaño, el esférico le quedó a Pizarro, quien la mandó de inmediato a las redes.

Los aficionados brasileños gritaban con todo para apoyar al Tricolor. El “ole” y el grito de “México, México” se comenzaba a escuchar en la tribuna.

Pero los teutones tenían ganas de empatar de nueva cuenta y lo dejaban claro en sus llegadas. Gnabry era el más fuerte, el que llegaba y disparaba por el sector izquierdo, donde a Abella le costó frenarlo en un par de ocasiones.

Tanto insistió Alemania que al 77’, luego de un tiro de esquina Mattthias Ginter se levantó en el aire y con un cabezazo puso el 2-2.

México se quedó con un punto, valioso en este arranque del torneo, pero tendrá que pulir detalles para mostrarse con mayor solvencia en los próximos juegos.