Con un objetivo aterrizado: Brenda Flores

La fondista Brenda Flores presume estar preparada para enfrentar su primera justa olímpica, donde espera ubicarse en el Top 10. Debutará el próximo 12 de agosto en Río


Brenda Flores, en los Juegos Panamericanos
Brenda Flores, en los Juegos Panamericanos (Conade)

Cuidad de México

El 12 de agosto será el momento en que Brenda Flores debute en unos Juegos Olímpicos y la fondista correrá en la pista brasileña con el objetivo claro de colocarse dentro del Top ten en la prueba de los 10 mil metros, ya que es consciente de que el podio, por el nivel de las atletas kenianas y etíopes, está fuera de su alcance.

“Me imagino muy fuerte y decidida a entregarlo todo y con esa convicción de arriesgarlo todo; de dar lo mejor de mí. (Pero) soy muy realista y no me veo en el podio, ya que son mis primeros Juegos Olímpicos y el referente es que sí hay una gran diferencia entre las que están en las primeras posiciones. Uno de los primeros diez lugares sería estupendo para mí”, razonó Flores.

La atleta de 25 años llegará a la justa olímpica como campeona de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, Veracruz 2014 y de los Panamericanos de Toronto 2015, destacado pasado que dejará a un lado en Río, ya que el nivel que encontrará será muy demandante.

“Cuando gané en Toronto (oro en 10 mil metros) fue una emoción indescriptible, sientes cómo se te enchina la piel, cómo el corazón te late a mil por hora y cómo estás disfrutando ese momento: recuerdas muchas cosas, piensas en tu familia y en las personas que están cerca de ti y te desbordas totalmente. Es un privilegio representar a un gran país, aunque también es una responsabilidad, ya que eres referente y alguien a quien mira la gente; en especial, aprecio llevar la bandera a lo más alto; tener la oportunidad como persona”.

La fondista cuenta con una marca personal de 31:45:16 minutos y este año tiene un tiempo 32:45:65. La fondista ha venido preparándose con gran intensidad para la justa olímpica.

“Me siento muy contenta y he estado entrenando bastante bien. Además, estoy enfocada para los Juegos Olímpicos porque ya están a la vuelta de la esquina y el tiempo se va a pasar volando, entonces, debo aprovechar al máximo el tiempo que resta. Esta competencia se la dedicaré a muchísimas personas, primero a mí, después a Dios, ya que la espiritualidad es algo muy importante en mi vida; obvio, a mis padres que han estado ahí todo este tiempo, a mi novio que es muy importante en mi vida, a mi entrenador, a mi doctor, a mi psicóloga y nutrióloga, de verdad muchísimas personas que se ha sumado a este proyecto, a los patrocinadores, y a toda esa gente que te apoya moralmente”, enumeró Flores. E

EL ALTO RENDIMIENTO, SU DECISIÓN MÁS DIFÍCIL

La fondista recuerda el momento en que dio ese paso difícil e importante en su carrera deportiva: dedicarse por completo al alto rendimiento.

“Fue el momento más difícil, ya que ese día decidí intentarlo todo en el alto rendimiento, a querer ser una atleta élite y el trabajar para ello, y la consecuencia es que cambié mi estilo de vida, como pasar de ser una persona normal haciendo deporte tranquilamente a alguien con grandes metas. Ahora, correr es mi principal motor, cuando lo hago me siento libre, diferente y realizada, eso es lo que siempre me motiva; el querer tener esa sensación en el cuerpo y mi mente. También puedo interactuar conmigo misma y eso me gusta bastante”. Flores es una de las atletas que cuenta con el apoyo de la marca Nike desde el inicio de su carrera deportiva.

“Para mí es algo muy bueno y estoy muy agradecida porque la marca estuvo desde antes de que yo incursionara en el plano internacional y eso fue para mí algo muy motivador y me dejó muy buen sabor de boca, porque supe que había alguien que confiaba en mí y que no solo era yo y mi familia, sino una compañía de renombre y eso fue algo único. Obviamente, este es un compromiso por ambas partes, pero es algo muy bonito y me siento orgullosa de ser atleta de Nike”.