Erick Gutiérrez, del boxeo al futbol

El joven jugador soñaba con ser pugilista, pero la preocupación de su madre lo hizo inclinarse por el futbol; el mediocampista anotó cuatro de los cinco goles que México le anotó a Fiji en el segundo partido de Juegos Olímpicos

Erick Gutiérrez, figura del Tri ante Fiji
Erick Gutiérrez, figura del Tri ante Fiji (Imago7)

Ciudad de México

Su madre le pidió en varias ocasiones que no practicara box, temía que saliera lesionado, y de ahí su insistencia. A Erick Gutiérrez le gustaba vendarse las manos, colocarse los guantes y sentir el impacto, pero fue precisamente la angustia de su mamá la que lo hizo alejarse y dedicarse a anotar goles como los cuatro que hoy le convirtió a Fiji en los Juegos Olímpicos.

Entonces, ya todo su mundo era el futbol, deporte en el que tampoco excluía la garra y la intensidad del boxeo, siempre necesario para sobresalir.

¿Se ha dado rápido tu paso en el futbol? Se le pregunta, y en seguida, con ese atrevimiento que también muestra en la cancha, revira: "¿rápido porqué? Rápido no". La palabra es porque ya sabes lo que es ser campeón de la Liga MX , sigues tu proceso en selección y hasta se te ha vinculado con equipos en Europa, se le menciona. "Sí, pero tardé mucho, aunque pasaron cosas muy rápido y muy contento por eso, trabajamos mucho para eso y llegué a un sueño que siempre he querido".

Erick tiene claro que el grupo que formó Raúl Gutiérrez tiene mucha calidad, que se han esforzado por sobresalir, por se mejores, y que eso es lo que los va a llevar a tener buenos resultados. Es por eso que los futbolistas se crecen, y constantemente afirman que obtener una medalla de oro es posible.

"Hay que creérsela para conseguir el objetivo y todos no la estamos creyendo mucho y eso es muy importante para poder hacer bien las cosas. Somos un equipo con mucha calidad, tenemos la manera de tocar bien el balón, de hacer todas las jugadas que practicarnos, en ese sentido vamos muy bien".

Otro de los aspectos importantes de este conjunto es que ya tiene recorrido en el máximo circuito, que los refuerzos mayores saben lo que es vestir la playera verde a nivel mayor, situaciones que aportan mucho en este tipo de torneos. Así que, ese aspecto lo resalta Erick y dice, es una herramienta muy valiosa.

"Muchos saben lo que es jugar con presión, la mayoría tiene muchos partidos y eso beneficia al equipo y en lo individual, hay que aportar toda la experiencia que tiene cada uno".

Gutiérrez es de los elementos fuertes del conjunto del Potro, titular en el medio campo, el encargado de recuperar y repartir juego. Por supuesto, hay quienes no han participado y siguen esperando una oportunidad.

"La competencia interna es muy sana, no hay envidias y no tiene que haber, el que esté mejor es quien va a jugar, y el que entre va a ser un buen revulsivo. Es un objetivo que tenía muy claro el ir a los Juegos Olímpicos y gracias a Dios se me cumplió, queremos hacer un gran papel y defender el oro. Es un gran sueño, y estoy contento".

Al ser cuestionado a qué se compromete en este certamen, menciona que "a dar mi mejor versión, el torneo pasado tuve un lesión que me mermó en el cierre, pero quiero en dar lo mejor porque me preparé al máximo para los Juegos Olímpicos".

Oribe Peralta se llevó las palmas en el primer duelo de la justa contra Alemania, porque anotó el primer tanto de la tarde, y porque con sus goles, el Tricolor ganó la medalla de oro hace cuatro años en Londres 2012. Para esta generación es muy importante la figura del delantero, lo ven como un ejemplo a seguir.

"Oribe es un gran ejemplo, él ya quedó campeón y nos motiva mucho, me parece que debemos aprender de él lo más que podamos".