La fatídica cronología de Río 2016

Desde la encomienda que Río de Janeiro tuvo en 2009 para ser la organizadora de los Juegos Olímpicos del año 2016, las problemáticas sociales, políticas, económicas, de infraestructura y sanitarias han ido marginando la imagen de Brasil al Mundo, tomando en cuenta la Copa Confederaciones y el Mundial

Río de Janeiro ha sufrido hasta el último momento para tener unos Juegos Olímpicos dignos
Río de Janeiro ha sufrido hasta el último momento para tener unos Juegos Olímpicos dignos (AFP )

Ciudad de México

Fue el día 2 de Octubre del 2009 cuando la ciudad de Río de Janeiro fue electa para albergar los trigésimos-primeros Juegos Olímpicos, los primeros a celebrarse en el Cono Sur. En ese momento, el denominado 'Gigante Sudamericano' era toda una potencia, que había logrado sobreponerse a varias problemáticas sociales que azotaban al país, además de atraer la inversión de países extranjeros.

Con todo esto, todo parecía que Brasil daría una buena cara organizando el Mundial y posteriormente los Juegos Olímpicos, pero luego del esplendor, viene la inevitable resaca que causa todo esto. Hasta 2010, Brasil había experimentado un crecimiento hasta del 7.5% del Producto Interno Bruto (PIB), el Real, incluso, se valorizó como nunca, el país tuvo muchos ingresos, pero todo este modelo se agotó, la inflación se disparó, y con esto el país fue decayendo.

Las calamidades para el país carioca empezaron en el 2013, ya que en ése año vendrían las primeras pruebas fuertes con la organización de los Juegos Panamericanos y la Copa Confederaciones. Fue justamente cuando las inconformidades sociales se empezaron a manifestar. La imagen de Brasil decaía.

El disgusto se generalizo durante la Copa del Mundo de hace dos años, en donde Brasil tuvo que gastar alrededor de 69 mil millones de dólares en su organización, siendo así el Mundial más caro de la historia, que terminó por mostrar muchas carencias, sedes incompletas, el disgusto social se generalizó, ya que toda esta inversión estaba lejos de la realidad que ya vivía el país.

En ése mismo 2014, luego del 'Mineirazo' por el 7-1 que Alemania le propinó a la Verdeamarela, vino el escándalo de Petrobras, algo que todavía puso más en evidencia la mala imagen de Brasil y de Dilma Rousseff, que más tarde, en el pasado mes de mayo de este año, sería destituida como Presidenta de Brasil por 180 días.

A unas horas de que den arranque oficialmente los Juegos Olímpicos, los problemas que rodean a la justa es el de Infraestructura entre escenarios y la Villa Olímpica, que es abastecida por las insalubres aguas de la laguna de Tijuca, también como sucede con la contaminación en la Laguna Rodrigo da Freitas y la Bahía de Guanabara, en donde se llevarán a cabo pruebas como el remo, piragüismo y vela, en donde incluso se han encontrado grandes toneladas de desperdicios domésticos, industriales, mala calidad del agua, gracias a materia fecal que se ha acumulado en las orillas de la rivera por el desagüe que justamente desemboca en este lugar, lo que también alimenta la problemática del Zika.

La ciudad de Río y el país entero, tal y como pasó en 2014, está bajo la incertidumbre de lo qué pueda suceder, gracias a todos los problemas políticos, sociales, sanitarios e inmobiliarios que imperan en la cede, además de la latente amenaza de un ataque terrorista.