Espinosa y Orozco se quedan sin medalla en clavados sincronizados

Paola Espinosa y Alejandra Orozco aseguraron que a pesar de dar su mejor esfuerzo, este no fue suficiente para repetir una medalla olímpica en la plataforma de 10 metros

Enviado, Río de Janeiro

Tampoco las mujeres pudieron repetir, Paola Espinosa y Alejandra Orozco terminaron en sexto lugar dentro de la final de la plataforma de 10 metros, prueba donde terminaron segundas en Londres 2012.

En los clavados de menor grado de dificultad comenzaron a rezagarse del podio con un 50.40 y un 49.50, pero fue el tercer salto donde perdieron las posibilidades.

Recibieron calificaciones de sietes ante una buena ejecución y sincronía, de hecho fue el más cercano al de las medallistas de oro Chen Roulin y Liu Huixla.

El podio lo completaron Jun Hoon Cheong y Pandela Rinong Pamg de Malasia con la plata y las canadienses Meaghan Benfeito y Roseline Filon.

La diferencia entre las mexicanas y las ganadoras fue de 49.92 puntos, pues en el cuarto recibieron calificaciones de hasta 4.5 unidades y en el sexto sus entradas fueron desiguales.

“La verdad es que nos sentimos tristes, enojadas creemos que pudimos hacerlo mejor, pero en cada salto dimos lo mejor que podíamos haber dado. Así son los Juegos Olímpicos, nadie puede asegurar nada. Créanme que es difícil repetir una medalla y mucho más de lo que pensamos”, expresó Paola, ganadora de dos medallas en la misma prueba.

Sobre el tercer clavado y la valoración general de los jueces respondió que “al momento no estamos al pendiente de que juez da cual calificación. Si sentimos en que lo habíamos hecho bien en sincronización y no nos daban más. Lo que nos tocaba hacer a nosotras lo hicimos, pero es un deporte de apreciación”.

Orozco, ahora de 19 años recordó que fue un proceso de muchos cambios para ella en este ciclo olímpico y agradeció esta nueva oportunidad, “Todavía no perdemos la esperanza en la prueba individual y por mi parte es un honor esta a lado de Paola Espinosa, de volver  a compartir la competencia con ella, yo además de un resultado gané una gran amiga y un gran apoyo”.

La próxima semana se repartirán las preseas individuales y aunque aún no decide si seguirá en el deporte, puede ser la última oportunidad de Paola para brillar en la prueba donde fue campeona del mundo  en 2009.

“Me siento bien físicamente, mentalmente también y espero poder estar mejor todavía para mi prueba individual. Nuestro entrenamiento y capacidad no da hasta aquí, vamos a luchar y vamos a buscar una buena prueba”, finalizó la originaria de Baja California sur, que participa en sus cuartos Juegos Olímpicos.