Como si fuera la primera vez

Germán Sánchez viajó a Río de Janeiro con la misma ilusión de hace ocho años donde debutó en Pekín 2008; mientras que Rodrigo Diego y Melany Hernández intentarán obtener una actuación destaca en su primera participación olímpica

Germán Sánchez
Germán Sánchez (Conade)

Ciudad de México

El grupo de clavadistas que se encuentran dirigidos por el entrenador Iván Bautista, viajaron a Río de Janeiro 2016 donde en lo personal Germán Sánchez enfrentar esta justa como si fuera su debut en unos Juegos Olímpicos, y donde en Pekín 2008 compitió sin presiones y llego a disfrutar el evento.

"Yo creo que sí perdemos ese nivel de niños, empezamos a preocuparnos más y a ver otras cosas que ni nos importaban. Yo veo a un niño que no se preocupa qué comer o dónde dormir e igual nosotros somos como unos niños al entrenar y solo nos enfocamos en disfrutar y sí algo no se nos debe olvidar nunca es eso hacer lo que hacemos con la finalidad de divertirnos. Ahora nos vamos a Río donde ya terminamos lo más difícil que es la preparación, lo cual es lo más cansado, donde se sufre y se dejan algunas lágrimas y ahorita no queda más que ir a disfrutar y no solo en el plan de no ir por nada porque voy consciente de lo que ya trabajé en México", declaró Sánchez.

El jalisciense, quien competirá en plataforma individual y sincronizada, mencionó que estar en Río, lo que significan sus tercer Olímpicos, es un gran logro ya que pasó por muchos obstáculo para poder clasificar.

"En los anteriores Olímpicos que participé he tenido una sensación muy diferente y para estos me costó más trabajo llegar, entonces los estoy valorando más. Los principales obstáculos fueron las lesiones, además hace cuatro años marcamos un nivel y ahorita todos han trabajado para llegar al nivel que tenemos, entonces se está cerrando el embudo y todos tenemos lo casi mismo", dijo el clavadista.

También realizaron el viaje Iván García, Rodrigo Diego y Melany Hernández, estos dos últimos saltarines competirán por primera vez en una justa olímpica.

"Existe nerviosismo, más cuando vas a debutar, pero debes de saber que tienes un trabajo, un respaldo con un entrenador con mucha experiencia, y yo con una trayectoria amplia de la que puedo sacas cosas de provecho. Estar en una final olímpica en mis primeros Juegos sería algo muy importante, pero nos fijamos la meta estar entre los primeros lugares", mencionó Rodrigo Diego, quien participará en trampolín tres metros.

Mientras tanto, Hernández, a sus escasos 17 años de edad, intentará dar la sorpresa en la justa.

"Es una experiencia muy padre y otro sueño que cumplo en mi carrera deportiva. La verdad estoy preparada para enfrentar la competencia y espero dar grandes sorpresas y buenos resultados. Mi expectativa es llegar a la final y todas las clavadistas tienen el mismo grado de dificultad y el mismo orden de los clavados, por lo que tengo una buena serie de saltos con la cual puedo estar peleando en la final", dijo Hernández.