La gimnasta Oksana Chusovitina de 41 años promete llegar a Tokio 2020

Ha competido desde Barcelona 1992 para la Unión Soviética, Alemania y actualmente Uzbekistán

La gimnasta uzbeka no quedó satisfecha con su desempeño en Río 2016.
La gimnasta uzbeka no quedó satisfecha con su desempeño en Río 2016. (EFE)

Río de Janeiro

Disconforme con el séptimo lugar en su séptimos Juegos Olímpicos, la gimnasta uzbeka Oksana Chusovitina declaró el domingo que volvería a competir en Tokio 2020 a los 45 años.

Minutos después de competir en el caballete contra gimnastas menores que su hijo de 17 años, Chusovitina anunció que quiere seguir en actividad.

"Por supuesto que no estoy del todo contenta con el rendimiento de hoy, pero ¿qué vas a hacer? Vamos a seguir adelante", dijo.

En el transcurso de una carrera extraordinaria, la diminuta Chusovitina ha competido por Unión Soviética, Alemania -donde vivió durante un período de tiempo su hijo Alisher mientras recibía un tratamiento exitoso por leucemia- y Uzbekistán.

Su primera aparición olímpica fue en Barcelona 1992, donde ganó el oro por equipos con el equipo unificado de atletas de la antigua URSS.

Chusovitina pensó en el retiro después de cada uno de los dos últimos Juegos, pero no dudó cuando se le preguntó si estaría de vuelta en Tokio para sus octavos Juegos Olímpicos.

"Definitivamente", respondió. "Ya tomé esa decisión... Apenas desperté por la mañana lo decidí", agregó.