China dejó sin medalla a Brasil en voleibol de sala

El equipo femenil chino eliminó a las bicampeonas olímpicas en sus Juegos por 3 sets a 2

RÍO DE JANEIRO, Brasil

La selección china de voleibol femenino dio hoy una de las grandes sorpresas de Río 2016 al derrotar en cuartos de final por 3-2 (15-25, 25-23, 25-22, 22-25 y 15-13) al anfitrión y gran candidato al oro, Brasil.

Las dueñas de casa, que en los cinco partidos de la primera fase no habían perdido ni siquiera un set, se vieron sorprendidas por un conjunto asiático que había entrado en los cuartos con un registro de dos victorias y tres derrotas y que jugó, por diferencia, su mejor partido del torneo.

El conjunto sudamericano no sólo se quedó sin la posibilidad de conseguir el tercer oro olímpico consecutivo, sino que además se retiró del torneo en casa sin poder subirse al podio.

Por su lado, las asiáticas intentarán ganar el tercer oro de su historia, después de haberse consagrado campeonas en los Juegos de Los Angeles 1984 y Atenas 2004.

La muy buena tarea de la estrella brasileña Sheilla, autora de 18 puntos, y la audacia de Natalia, con 20, no fueron suficiente para doblegar a un rival que brilló en el aspecto defensivo.

Por el lado de las visitantes, Ting Zhu fue la figura superlativa del duelo, ya que anotó 28 tantos y realizó 10 recepciones efectivas.

Las chinas esperarán así en semifinales entonces a Holanda, segunda clasificada de su grupo, que derrotó por 3-1 (25-19, 25-14, 23-25 y 25-20) a Corea del Sur y se colocó por primera vez en la historia entre los mejores cuatro equipos de un certamen olímpico.

El conjunto europeo se aprovechó de los errores de recepción de las asiáticas, en especial en el último cuarto, y se impuso gracias a los 23 puntos de Lonneke Sloetjes y los cinco bloqueos de Judith Pietersen.

Del otro lado de la llave estará Estados Unidos, que hizo honor de su condición de líder invicto del Grupo B y derrotó con contundencia a Japón por 3-0 (25-16, 25-23 y 25-22).

Las medallistas de plata en Pekín 2008 y Londres 2012 reposaron en las figuras de Foluke Akindradewo, con 10 puntos y tres bloqueos, y Kimberley Hill, autora de 15 tantos.

Las norteamericanas chocarán con Serbia, que dio la otra sorpresa de la jornada al derrotar por 3-0 (25-9, 25-22 y 25-21) a Rusia, segunda clasificada del Grupo A.

Al igual que Holanda, las balcánicas accedieron a unas semifinales olímpicas por primera vez en su historia.