¿Quiénes han encendido el pebetero?

Hombres y mujeres que han dejado plantada la semilla del éxito en el olimpismo tienen el privilegio de ser lo encargados de inaugurar los juegos


El encendido del fuego olímpico a lo largo de la historia
El encendido del fuego olímpico a lo largo de la historia (Especial)

Ciudad de México

A unas horas para que se inauguren los Juegos Olímpicos de Río 2016, la duda prevalece en torno a quién será el encargado de realizar el tradicional encendido del pebetero.

Desde que se instauró en las olimpiadas de Ámsterdam 1928, esta responsabilidad se adjudica a leyendas que han puesto su nombre en el olimpismo, o bien, a figuras representativas del país donde se realizan.

Siendo un país futbolero, se especula que El Rey Pele o algún otro crack de tierras amazónicas sea quién ejecute el acto de prender el fuego olímpico, una ceremonia avocada a la espectacularidad y la emotividad que significa el comienzo de la competencia.

Tras un largo recorrido alrededor del mundo, la antorcha ha llegado a Río, espera a su último portador quién dará el banderazo de salida para la celebración deportiva mundial. A continuación, presentamos quienes han sido los últimos en encender el pebetero.

Londres 2012

En una ceremonia plagada de glamour y 'humor británico', no fue uno, sino varios los personajes que tuvieron el honor de prender el pebetero.

Íconos representativos de la cultura británica como James Bond y la Reina Isabel II estuvieron presentes; sin embargo, fueron siete los jóvenes elegidos por campeones olímpicos quienes prendieron una serie de antorchas que tomaban forma de flor conforme se elevaban; previamente el multimedallista británico de remo Steve Redgrave les dio la llama.

Beijín 2008

China tenía reservada una apertura memorial. El gimnasta Li Niang, ganador de seis preseas, tres de ellas áureas, fue el último portador.

Niang se elevó en el Nido del Pájaro para recórrelo en su parte más alta, a cada paso que el ex atleta emprendía un pergamino se desplegaba. Tras su total develación Li se dispuso a encender una mecha que llevaba al pebetero.

Atenas 2004

La edición XXVlll de los Juegos Olímpicos de la era moderna volvía a su origen, el génesis que estableció las bases del olimpismo.

En una inauguración caracterizada de erudición helénica, Nikólaos Kaklamanakis encendió la llama olímpica tras el emerger de los aros que salían del campo lleno de agua. La popularidad del regatista, ganador del oro en Atlanta 1996, lo llevaron a ser parte de la historia al ostentar la importante tarea.

Sidney 2000

El comienzo de un nuevo milenio traería consigo una novedad para las olimpiadas, pues los juegos volvían de nuevo a Oceanía tras los juegos de Melbourne celebrados en 1954.

La atleta Cathy Freeman, de quien se esperaba su proclamación en la cumbre tras la plata obtenida en Atlanta 96, se convirtió en la responsable de encender la llama. Cabe señalar que fue la segunda mujer en hacerlo y la primera nativa en realizarlo, en una ceremonia de reconocimiento a las tribus aborígenes australianas.

Atlanta 1996

El arranque de los Juegos Olímpicos en suelo estadunidense estuvo rodeada de emotividad. Fue Muhammad Ali (1942-2016), ganador de la presea dorada en Roma 1960, quien encendió el pebetero en el Estadio Olímpico del Centenario.

Las dificultades de salud por la que atravesaba el ex campeón mundial le dieron ese envión motivacional a los atletas que atestiguaban el encendido. Ali sufría de Parkinson, no obstante no tuvo mayor dificultad para realizar la encomienda.

Barcelona 1992

Marcado por la espectacularidad, el encendido de la ciudad catalana tal vez sea el más recordado. El ex arquero paralímpico, Antoni Rebollo, recibió la llama de manos del ex jugador de baloncesto Juan Antonio San Epifanio. Rebollo encendió la flecha, calculó el tiro, apuntó y disparó. La flecha trazó un arco que cayó en la gran olla del olímpico de Montjuic.

México 1968

Una mención especial es para la originaria de Mexicali, Enriqueta Basilio, pues fue la primera mujer en encender el pebetero en los juegos celebrados en México en 1968.

La ex atleta se desempeña como miembro del Comité Olímpico Mexicano y ha tenido valiosas atribuciones al deporte olímpico.