Se acabó el sueño olímpico

México perdió 1-0 contra República de Corea, en un duelo que dominó, pero no supo definir

Enviada, Brasilia

Alfredo Talavera se apresuró al centro del campo a levantar a Michael Pérez, quien estaba tendido en el césped, con las manos en las rodillas. Le tocaba dar ánimo, toda vez que el entrenador Gutiérrez ya había partido al vestidor, con el mismo semblante de dolor e importancia del resto de los futbolistas mexicanos. El Tricolor había sido eliminado de los Juegos Olímpicos, tras perder 1-0 contra corea.

El Tricolor arrancó con fuerza, intentaba mantener la pelota y presionar rápido, iba bien a la marca, tuvo opciones, pero como fue en sus partidos pasados le faltó el remate certero, ese que destroza, los tiros que cimbran.

Claro que de repente, el conjunto azteca se bajó ese ritmo, se complicó, y el rival también se plantó sólido atrás, sacando lo que encontraban a su paso.

Una de las mejores decisiones del timonel fue sacar José Abella, quien se había mostrado lento e impreciso en la marca en los partidos pasados. En esa lateral derecha colocó a Erick Aguirre, quien apretó bien, y sobre todo, le dio salida por ese sector al grupo. Michael Pérez en la contención fue otro de los que destacó, al igual que los arribos contantes del otro contención, Erick Gutiérrez. Eso sí, no bastó ni las individualidades, ni el dominar.

Para la segunda parte, el entrenador Gutiérrez mandó a Hirving Lozano en lugar de Alfonso González, quien había tenido presionado por su sector en un par de ocasiones, y libró batallas, aunque no en todas le fue como se esperaba.

El Chucky entró como revulsivo, intentó sorprender por la banda izquierda, mandó un centro interesante en el 58', para su mala fortuna no hubo un mexicano que llegara a liquidar el trámite.

Al 68', el Potro ajustó de nueva cuenta, sacó a Marco Bueno y entró Raúl López, el tiempo se agotaba y había que intentarlo. Enseguida, Cisneros tuvo un remate a balón parado que paso por encima de la barrera, y se fue por encima del travesaño. Una buena opción que quedó en eso.

López de inmediato se mostró con un centro preciso al área, el cual le llegó a Lozano, pero le metió la mano al esférico, y hasta salió amonestado.

Justo cuando el reloj marcaba el minuto 76 del duelo, Changhoon Kwon dejó en su camino a los mexicanos, incluyendo a Lozano, buscó ángulo y sacó un tiro que se metió al arco de Alfredo Talavera. México ya caía 1-0, Alemania goleaba a Fiji y el pase a cuartos de final se esfumaba.

El Tri destilaba desesperación, y lo reflejó cuando Lozano intentó apresurar al rival para soltar el balón, pero al ver que se tardaba, lo empujó. El árbitro le sacó la tarjeta roja. Un minuto después se acabaron los Juegos Olímpicos para México.