Actividad de los Atletas Refugiados en Río 2016

Dos judocas y la nadadora más emblemática del equipo representado por la bandera del COI se han despedido de la magna justa

Yusra Mardini se despidió de Río 2016
Yusra Mardini se despidió de Río 2016 (Reuters)

Ciudad de México

La refugiada siria Yusra Mardini puso fin a su participación en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro tras competir hoy en los 100 metros libre de la natación, una experiencia inolvidable para ella.

"Ha sido increíble, realmente lo disfruté", dijo la nadadora de 18 años que vive en Alemania. "Espero que los refugiados no tengan que seguir siendo refugiados y que puedan seguir adelante con sus sueños después de habernos visto a nosotros".

Mardini, uno de los rostros más emblemáticos del equipo de diez atletas refugiados que compite por primera vez en unos Juegos con apoyo del Comité Olímpico Internacional (COI), hizo un tiempo de 1:04,66 minutos en la primera serie y finalizó penúltima entre las 46 competidoras.

Por otra parte, dos representante refugiados de Judo vieron actividad, en el día 5 de las olimpiadas; Yolande Bukasa Mabika, nacida en la República del Congo sufrió una derrota apabullante ante la israelí Linda Bolder por 110-0.

Popole Misenga, también del Congo llegó hasta los octavos de final en la categoría de menos 90 kilogramos, y de la misma manera, poco pudo hacer frente al surcoreano, Gwak Dong-Han al caer por un marcador de 100s2-0s2.

Para mañana dos atletas refugiados verán acción en natación; el kuwaití Abbas Qali y el originario de Siria, Rami Anis competirán en la segunda fase eliminatoria de los 100 metros mariposa, donde buscaran un lugar en la semifinal bajo el techo del domo acuático Maria Lenk.