SAE fija plazo hasta el draft para comprador del Querétaro

El dueño de Tiburones Rojos de Veracruz, Fidel Kuri, dijo que si no hay un comprador para el club en el tiempo acordado se tendrá que desafiliar al equipo.

Fidel Kuri, Presidente de los Tiburones Rojos del Veracruz
Fidel Kuri, presidente de los Tiburones Rojos de Veracruz. (Mexsport)

México

Si no se tiene un comprador para Gallos Blancos de Querétaro antes del draft por parte del SAE, el equipo quedará desafiliado de la Liga MX, adelantó el dueño de Tiburones Rojos de Veracruz, Fidel Kuri.

"Gallos se tenía que desafiliar, pero en estos momentos las autoridades no han determinado si es culpable o no el tema del Querétaro y aquí en la Federación nos la ponen difícil porque no podemos ser Ministerio Público", señaló el dirigente.

Explicó que, por ese motivo "hay que esperar; el tiempo que ellos (SAE) piden es razonable, antes del draft, para poder tomar decisiones, ojalá haya un comprador para el club y se quede".

"Si no hay una respuesta (por parte del Sistema de Administración y Enajenación de Bienes SAE), definitivamente de aquí al draft se va a tener que desafiliar al equipo, pero ojalá que se quede para que seamos los 18 equipos que somos", agregó.

En entrevista a su salida de las oficinas de la Femexfut, el dueño de Tiburones Rojos explicó que hasta el momento no le han presentado ningún posible comprador.

Además, esa cuestión le correspondería única y exclusivamente al SAE, ya que en la Federación no hay ningún postor, sin embargo, dijo que de no existir la multipropiedad, él se animaría a comprarlo.

"No levanto la mano porque está la multipropiedad, pero también levantaría la mano por Querétaro, ha de estar barato para la plaza, una buena zona y todo; creo que la afición merece que ese equipo se quede, si no estuviera la multipropiedad sí (lo compraría), pero la violaríamos. Me aguanto como los hombres".

Mencionó que, por lo tanto, deberán esperar a que el SAE le resuelva la posibilidad de un comprador, de aquí a que se realice el Régimen de Transferencias del futbol mexicano, que esté dispuesto a terminar con los problemas de impago que se tiene con los jugadores.

"Si el SAE no resuelve y no hay un comprador que liquide todas esas broncas creo que el equipo tendrá que desafiliarse, si se resuelve y todo sale favorable, entonces que se quede el equipo".