SAE habría asegurado a Gallos Blancos

La acción es parte de la investigación que se sigue en contra de Oceanografía, empresa de Amado Yáñez

Querétaro sostiene entrenamiento de cara al partido frente Atlante
Club Querétaro (MexSport)

CIUDAD DE MÉXICO

Aunque medios aseguran que el Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) de la Secretaría de Hacienda intervino las acciones del club Querétaro aún no hay información oficial al respecto.

La acción se habría dado como parte de la investigación por fraude que realiza la PGR en contra de la empresa Oceanografía, que pertenece a Amado Yáñez, quién también es dueño del equipo de futbol .

Los que sí es oficial es que el Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE) anunció que el próximo martes 11 de marzo iniciará el pago de adeudos a los trabajadores de la empresa Oceanografía, en un esquema coordinado con el gobierno del estado de Campeche.

En un comunicado, el organismo expone que como administrador de Oceanografía llevará a cabo un diagnóstico inicial de la situación de la empresa, para lo cual se allegará toda la información financiera, contable y operativa disponible.

El director del SAE, Héctor Orozco, encabezó en Ciudad del Carmen una reunión de trabajo con empleados de la empresa administrada y transmitió al gobernador de Campeche, Fernando Ortega, el reconocimiento de la federación por la colaboración en este esfuerzo para establecer el esquema de pagos atrasados a los trabajadores de Oceanografía.

Al mismo tiempo, el titular del SAE externó a los trabajadores su reconocimiento por la aceptación a reincorporarse a sus tareas, como parte de los acuerdos.

Es instrucción del presidencial que como administradores de la empresa asegurada por la Procuraduría General de la República (PGR) y transferida al SAE, "construyamos una solución integral y completa a los inconvenientes derivados de la situación del consorcio", indicó el titular del organismo descentralizado de la Secretaría de Hacienda.

El pasado 28 de febrero, Banamex anunció un impacto negativo en sus finanzas de unos tres mil 177 millones de pesos a raíz de su exposición a Oceanografía, un proveedor de servicios petroleros acusado de fraude y de lavado de dinero.