A Ronaldinho, ¿se le extrañará?

Ronaldinho anunció su marcha del futbol mexicano; sin dar su mejor futbol, logró que Querétaro se convirtiera en uno de los clubes con mejores entradas.


Ronaldinho, abandona el terreno de juego
Ronaldinho, abandona el terreno de juego (Mexsport)

Ciudad de México

Lo de Ronaldinho era la crónica de una salida anunciada. Después del desplante que tuvo en las semifinales del Clausura 2015 —cuando se marchó del estadio al salir de cambio contra Pachuca con el juego aún en desarrollo—, se sabía que la directiva tendría que elegir entre la mercadotecnia y publicidad que le daba el brasileño, o el proyecto deportivo de Víctor Manuel Vucetich que le redituó en el subcampeonato.

“Recibí un cariño muy grande de todo el país, de un pueblo que ama a los brasileños”


Pues al final se impuso el Rey Midas. Después de casi un año en el futbol mexicano, Ronaldinho se va con un impacto más notorio en la taquilla que en el terreno de juego.

No resulta raro que el brasileño haya sido un imán para generar buenas entradas, tanto en La Corregidora como en las otras plazas donde se presentó; sin embargo, en lo futbolístico quedó corto en las expectativas o, visto de otra manera, solo confirmó que llegó al futbol mexicano justo en la decadencia de lo que fue una excepcional carrera deportiva.

“Quiero agradecer de corazón a toda la nación mexicana por todos los días que conviví” RONALDINHO Ex delantero de Gallos


EL ADIÓS DE DINHO

En el reciente draft de Cancún, Vucetich fue el primero en afirmar lo que era un secreto a voces, que él no contaba con Ronaldinho para el Apertura 2015:

“la intención en un momento dado es que Ronaldinho ya no participe con nosotros”. Después, Joaquín Beltrán, director deportivo del club, confirmó que solo estaban a la espera de una oferta por el atacante para darle las facilidades de marcharse.

Sin embargo, los tiempos se adelantaron, y antes de que se anunciara su traspaso a otro club extranjero, tanto el jugador como la directiva queretana anunciaron el i n del vínculo laboral.

“Quiero agradecer de corazón a toda la nación mexicana por todos los días que conviví con gente tan especial, ustedes quedarán para siempre en mi corazón”, escribió Ronaldinho en un mensaje publicado en sus redes sociales, incluso prometió regresar en julio para despedirse en persona.

En tanto, la directiva de Querétaro también emitió un comunicado en el que anunciaba que “se determinó de manera conjunta con Ronaldo de Assis Moreira, Ronaldinho, dar por finalizado el contrato que los unía.

La finalización del acuerdo laboral se dio en los mejores términos gracias a la comprensión de ambas partes. El brasileño defendió con honor la camiseta de los Gallos desde septiembre de 2014, por lo que le estamos muy agradecidos y le deseamos éxito en el futuro”.

ÉXITO EN TAQUILLA

De Ronaldinho solo hubo chispazos durante su paso en el futbol mexicano. En casi un año, sumó 25 juegos disputados en la Liga Mx, 18 como titular, pero solo ocho completos, para un total de mil 634 minutos sobre el campo. En la Copa MX jugó otros cuatro, acumulando ahí 341 minutos.

En el Apertura 2014 marcó tres goles y dio una asistencia y para este Clausura 2015 mejoró sus números con cinco anotaciones y tres asistencias; un gol suyo de penal le permitió a Gallos entrar a la Liguilla de este semestre.

Sin embargo, nunca se vio a plenitud física, solo destellos de gran calidad, como los dos goles que le marcó a América en la Jornada 14 del Clausura. Al final, en la Liguilla dejó de ser titular por su berrinche ante Pachuca y tuvo un papel discreto en la pelea por el título que Gallos perdió ante Santos. Donde sí se mostró la mano de Ronaldinho fue en la taquilla.

Su llegada incrementó de manera notable las entradas en el estadio La Corregidora, que pasó de promediar 50 por ciento de asistencia por juego a 85 por ciento en su primer torneo. Para el Clausura 2015, una vez pasada la euforia, Gallos Blancos bajó ese porcentaje a 73 por ciento, pero aun así fue de los equipos con mejor taquilla.

En total, Querétaro metió 221 mil 712 aficionados en la fase regular del campeonato. Estos números son destacados si se toma en cuenta que un año antes (Apertura 2013 y Clausura 2014) a Gallos lo iban a ver alrededor de 17 mil aficionados en promedio durante sus juegos como local, y para los dos torneos que estuvo Dinho está cifra aumentó a 27 mil.

En el año que estuvo, Ronaldinho se consolidó como un imán de taquilla y una buena anécdota para la afición queretana, aún con sus caprichos y berrinches.