Ronaldinho obliga a más seguridad

La llegada de Ronaldinho al Querétaro obliga a aumentar el número de elementos de seguridad pública y privada, sobre todo cuando el conjunto de Ambriz es visitante, según Arturo Villanueva, presidente operativo; el brasileño es bien custodiado

Ronaldinho obliga a un mayor despliegue de seguridad
Ronaldinho obliga a un mayor despliegue de seguridad (Mexsport)

Ciudad de México

El interior del grupo cambió poco, pero alrededor de él, hay aspectos significativos que se modificaron con la llegada de Ronaldinho. Querétaro dejó de hacer poco ruido para despuntar como uno de los equipos llamativos de la Liga, y eso, se lo deben al astro brasileño.

Si bien, a lo largo de su historia ha levantado la mano, más por los escándalos administrativos y por supuestas maldiciones alrededor de su estadio, hoy los Gallos Blancos están en un panorama distinto, al grado de que a las plazas a donde van, les brindan mayor seguridad, según relató su presidente operativo, Arturo Villanueva.

"Hemos tenido que implementar ahí unas cuestiones de seguridad en los estados en los que hemos jugado, en Monterrey y en Guadalajara nos han apoyado con seguridad pública y privada, y algunas disposiciones en los hoteles", dijo.

Incluso, se armó un grupo de seguridad que acompaña al equipo en todo momento. Anteriormente, cuando visitaban a los rivales, al llegar del viaje, los recibía alguna patrulla y los acompañaba al hotel, y ahora, desde que salen del entrenamiento cuentan con ese respaldo.

Las piernas de Dinho valen mucho, pese a que afirmen que su valor cayó en un 98 por ciento de cuando jugaba en el Barcelona a la fecha, y por ello, él cuenta con seguridad que lo acompaña a todas partes, incluyendo los entrenamientos.

El que la estabilidad de conjunto permanezca, no significa que la llegada del ex del Barcelona no haya movido fibras, pues "los jugadores se contagiaron, al final es uno de los cinco mejores en la historia del futbol, jugar al lado de él es motivante para cualquiera. El grupo tiene ya varias temporadas que es muy cerrado, que trabaja muy bien y eso les da ánimo, tienen la calidad suficiente para conseguir campeonatos".

Aunque, "el grupo no ha cambiado hacia adentro, es un jugador más, con más cuidado y más atención, pero al final es un cuate que viene a unirse al grupo y a sumar".

Los golpes para la afición queretana han sido fuertes. Desde el ir y venir del descenso hasta los cambios de administraciones que, sin duda, han repercutido en la cuestión deportiva. Pero hoy, afirmó Villanueva, la historia será distinta, porque Grupo Imagen pisó fuerte para demostrar sus intensiones.

"Por supuesto, es una de las señales que estamos dando como grupo, como nueva administración, es el esfuerzo de haber traído a Ronaldinho, de haber mantenido una base de jugadores, que han trabajado desde que eran Jaguares, yo tuve la oportunidad de trabajar con ellos, fui directivo hace un par de años".

Luego, señaló que "es un grupo que conocemos bien y hay gente de calidad como Antonio Naelson, como Camilo (Sanvezzo), como (Ricardo) Osorio, se ha ido apuntalando muy bien y se ha hecho fuerte, prueba de ellos es que el domingo pasado en Guadalajara cuando se maraca un penal, todos fueron a decirle a Ronaldinho que lo tirara, y luego va y se abraza a todo el plantel".

EL TRI SALE CARO

La última vez que la selección pisó un territorio distinto al Estadio Azteca dentro de México, fue en noviembre del 2011 en Querétaro, en un choque frente a Serbia, el cual presumió el ostentoso Zlatko Petricevic, quien también reveló que llevar al Tri a la que fuera su casa le valió un millón de dólares.

Ahora, la nueva administración de Gallos Blancos albergará otro duelo de selección (frente a Panamá), y cuando se le preguntó a Arturo Villanueva, presidente operativo, si también invirtió la mencionada cantidad, respondió que "no hablo de cantidades, pero sí es una inversión importante". Luego agregó que, "es un privilegio como estado, como equipo, el poder contar con la presencia del Chícharo (Javier Hernández), de Guillermo Ochoa, de la gente que juega en México, y al final es la selección que representa a todo un país".

El esfuerzo para pagar una fuerte cantidad por ver al Tri, es una recompensa para la afición, que ha apoyado al equipo en las buenas y en las malas.

"Desde que el grupo toma al equipo, el licenciado Olegario Vázquez Aldir (propietario) nos pidió ese tipo de esfuerzos para reconocer a nuestra afición, y hemos trabajado en situaciones que motiven a la gente para seguir yendo a los estadios, entregarles un buen espectáculo, que nos apoyen como lo han hecho. A pesar de las administraciones que ha tenido, es una afición muy noble".