Aparece nuevo postor para Gallos Blancos

El esposo de la conductora mexicana Inés Sáinz, Héctor Pérez Rojano, encabezaría a un grupo de accionistas que comprarían al cuadro de Querétaro

Ciudad de México

Héctor Pérez Rojano, productor de televisión, estaría interesado, junto a un grupo de inversionistas, por adquirir a Gallos Blancos de Querétaro.

Trascendió que el también esposo de la conductora mexicana Inés Sáinz habría presentando su intención de compra del equipo a la Federación Mexicana de Futbol.

Al momento, no hay certezas respecto del futuro de las franquicias Gallos Blancos y Delfines del Carmen (Liga de Ascenso); ambas entidades están aseguradas por la PGR (Procuraduría General de la República) y sus bienes transferidos al Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), por ser parte de la empresa Oceanografía (Grupo Delfines, su operadora), y la que está siendo investigada a nivel federal por un fraude millonario.

Oceanografía es la compañía de la familia de Amado Yáñez Osuna, quien desembolsó millones de dólares en equipos como Querétaro y Delfines (propiedad de su esposa), dedicada a la consolidación de servicios integrales para la industria petrolera, creada en 1967.

Cabe señalar que, en días pasados, se dio conocer a la nueva administración de los Gallos Blancos, encabezada por el máximo responsable, el arquitecto Miguel Ángel Sánchez, el arquitecto Omar Barajas, quien fue señalado como el ahora director administrativo del cuadro, acompañado por el abogado Luis Antonio Ramírez.

"Esta nueva administración va a pelear por devolverle la jerarquía y grandeza a este equipo. Nosotros somos un grupo nuevo en el futbol mexicano, que tiene la intención de hacer las cosas bien y por lo que haya pasado antes con Querétaro no podemos responder, por eso llevamos a cabo esta presentación, para que las cosas queden más claras y ahora sepan que somos nosotros los únicos responsables del club", expresó Sánchez, quien además refirió que "todo el negocio se llevó a cabo con la señora (Verónica) Yáñez, la esposa del antiguo dueño, y ella también puede notificar que todos los papeles están en orden; se las ha mandado copia a todos los involucrados, tanto a la Federación Mexicana de Futbol, como al SAE, que todavía tiene intervenido al equipo".