Milagro en Querétaro; Chivas obtiene primer triunfo del torneo

Con goles de Pereira y Carlos Peña, los dirigidos por Matías Almeyda rompieron una racha de once juegos sin victoria, sumando tres puntos vitales en la lucha porcentual. 

Pereira celebra su gol ante Gallos Blancos
Pereira celebra su gol ante Gallos Blancos (Mexsport)

Enviado Querétaro

Se acabó la maldición de Marco Fabián y el Rebaño volvió al triunfo. Desde que el volante le hizo ese gol al Atlas en el Clásico Tapatío el Rebaño no sabía lo que era ganar. Pasaron casi tres meses de sequía para volver a sumar de a tres y así tener una semana tranquila.

Los rojiblancos fueron mejores en el aspecto físico y futbolístico, mataron el juego en la parte final del segundo tiempo, mantienen el arco en cero por primera vez en el año y recuperan a uno de sus cracks, Carlos Peña.

Querétaro 0, Chivas 2.
En nueve jornadas Almeyda presentó seis alineaciones diferentes. No logra encontrar un once regular. Para la visita a Querétaro dejó en el banco a tres pesos pesados, a los ya consagrados en el futbol mexicano a Carlos Salcido, Gullit Peña y Omar Bravo, quien sin estar lesionado perdía la titularidad y Pereira lucía el brazalete de capitán.

Chivas presentó el mismo 4-3-3, pero con diferentes nombres, el eje del ataque fue para Michel Vázquez quien entendió a la perfección su rol, fue poste, fue enlace, fue el que retenía la pelota, menos sudor que Bravo, pero con su estatura ganaba de todas todas y también tuvo una muy clara para abrir el marcador.

Brizuela seguía en la misma sintonía que la semana pasada. Encarando, abriendo la cancha y buscando la profundidad, fue el mejor hasta que apareció la fórmula del Chepo de la Torre y puso adelante al Rebaño.

La primera de peligro un tiro de media distancia de Brizuela al minuto dos, quien metía miedo en el arco de Volpi y a la zaga queretana.

Al minuto 25 llegó un tiro de Michel Vázquez y Volpi la mandó con acrobacia a tiro de esquina, Chivas era más y tocaba la puerta.

Los Gallos respondieron mediante un tiro de Candelo que tocaba las redes pero por fuera. Un juego atractivo en la fría Corregidora.

El Rebaño seguía intentando y ahora fue mediante Cisneros quien disparó raso a un lado del arco del brasileño.

El cuadro de Verde Valle era más pero no encontraba el gol y el minuto 45 amenazaba al conjunto visitante.

El gol llegó mediante una vieja fórmula centro medido del Deditos López y remate seco, mortal de Pereira gol y felicidad. Al 45 Chivas encontraba justicia tras un remate del Comandante Pereira y así se iba el primer lapso.

Chivas mantuvo la misma línea durante el segundo tiempo. Un gran despliegue físico para superar al rival, mucho ritmo y futbol a cuenta gotas, demostrando que el preparador físico lo tiene a tope.

Gallos mandó tres cambios ofensivos, buscó abrir el campo y hacerle daño, pero Chivas mantenía el control del partido.

Pero los locales mantenían el peligro mediante un solo hombre y es que Candelo solo ponía en aprietos a la zaga rojiblanca. Al 62 sacó un tiro que coqueteaba con el ángulo y Cota se lanzó para la foto y mandó el balón a tiro de esquina. El arquero del Rebaño mantenía la diferencia en favor de los tapatíos.

Lo que le faltó a Chivas en todo el torneo lo mostró en La Corregidora, pegada. Al 79 llegó una doble pared, una jugada llena de futbol entre el Conejo Brizuela y el Gullit Peña quien acababa de entrar de cambio.

El Conejo con frialdad, con inteligencia le dejaba el balón muerto al Gullit y el de Tamaulipas sólo lo empujó para sellar un partido redondo, perfecto ante un rival que venía de dar cátedra en Estados Unidos. El gol del Gullit cerró heridas y puso a todos a celebrar el primer triunfo del curso, la primera alegría grande del año. Tres puntos que le dan aire a Almeyda de cara al Clásico Nacional en el estadio rojiblanco el próximo domingo.