Los refuerzos se marchan pronto en Pumas

De los ocho jugadores que han arribado al Pedregal en el último año, solo cuatro se mantienen para el Torneo Apertura 2017. 

Berjón y González
Berjón y González (Imago7)

Ciudad de México

En época de movimientos y traspasos, a días de que comience el Régimen de Transferencias en la Liga Mx, vale la pena analizar cómo le ha ido a Pumas en este sentido. A un año de haber comenzado la gestión de Francisco Palencia y con Mauro Formica con un pie en el equipo del Pedregal y ciertos rumores más, en CU han deambulado previamente otros ocho elementos, en 12 meses y algunos días, pero la realidad es que, ya sea por su nula adaptación y/o aporte, su estancia con los felinos ha sido efímera, muy corta.

De cara al Apertura 2016, y con la baja de varios futbolistas fundamentales, la directiva planificó una reestructura que incluyera presencia de varios jugadores en casi todas sus líneas; con esta premisa llegaron los españoles Abraham González y Saúl Berjón, ambos desconocidos, pero con cierto cartel en el balompié ibérico; de igual forma, retornó Pablo Barrera, luego de seis años de ausencia y con la encomienda de recobrar el nivel de antaño.


De último minuto, llegó ya avanzado el torneo Santiago Palacios, otro elemento surgido en La Cantera, que probó suerte en el Viejo Continente y que en diferentes divisiones de Holanda, comenzó a fraguar su nombre: "Vengo a ganarme un lugar, a pelear por un puesto como titular en Pumas; es especial volver, porque aquí me formé, esta es mi casa", dijo durante su arribo a la Ciudad de México. Se esperaban detalles positivos en la cancha, pero disputó muy pocos minutos.

Saúl Berjón solo duró seis meses, disputó menos de 400 minutos y no logró ganarse un sitio en el once titular; las críticas sobre su rendimientos se acrecentaron conforme avanzó el torneo; contrario a lo de su compatriota, Abraham González brilló con luz propia, convirtiéndose en uno de los principales gestores del juego, en una válvula de recuperación y difusión; algo similar, aunque desde la banda derecha, logró Pablo Barrera, quien no solo marcó goles, también asistencias, para ser fundamental de igual forma.

Santiago Palacios, que apareció poco, apenas sumó minutos, pero también se hizo presente en el marco enemigo. Seis meses más tarde, las cosas no cambiarían y apenas hace unas semanas, el propio jugador haría oficial su posible salida de la institución del Pedregal: "Termino contrato y todo parece indicar que no entro en planes, que necesito buscar equipo; así sucede a veces", comentó en entrevista para ESPN.

Al mismo tiempo, Abraham dejó a los auriazules, debido a que: "No llegué a ningún acuerdo", sentenció a través de un comunicado. Pablo Barrera, que se mantiene en el club, estará disponible hasta noviembre, debido a una fractura en la rodilla derecha. Sobre los refuerzos que arribaron para el Clausura 2017, Nicolás Castillo, Bryan Rabello, Érick Vera y Alan Mendoza, los factores variaron.


El ariete chileno fue perseguido por las lesiones de tobillo, pero antes celebró ocho anotaciones, suficientes para pelear por el cetro de máximo anotador; su compatriota, que llegó de Santos Laguna, mostró altibajos, que no le permitieron consolidarse al cien por ciento; de Vera y Mendoza, que son producto de las fuerzas básicas del equipo, mostraron escasos elementos para ganarse un puesto.

FOGUEAN A LA CANTERA

No fue un jueves cualquiera en la carrera de cuatro jóvenes aspirantes a futbolista profesional. En la calurosa Mérida, Omar Islas, Andrés Iniestra, Antonio Medina y Jorge Escamilla, canteranos de Pumas, iniciaron la pretemporada con Venados de Mérida, equipo en el Ascenso Mx, que dirige Bruno Marioni; la intención de la directiva felina es foguear a estos jugadores, toda vez que han cumplido con su proceso de desarrollo dentro de las filiales del club.

"Estamos muy contentos de firmar este convenio, que nos va a permitir mandar jugadores a Mérida, para que se sigan formando; al mismo tiempo, estaremos ayudando a este gran equipo, a que aspire a subir a Primera División... Creemos que será un gran éxito para ambos equipos", dijo Rodrigo Ares de Parga, presidente del patronato felino, que desea recobrar la esencia de sus fuerzas básicas.

De este grupo de jugadores, solo Omar Islas ya había debutado en el máximo circuito, mientras que Jorge Escamilla y Andrés Iniestra habían salido al banquillo de suplentes durante gran parte del torneo pasado; Antonio Medina, por su parte, cuenta con un año de experiencia en el Ascenso, luego de militar en Atlante durante el Apertura 2016 y Clausura 2017; Franco Faría, que llegó apenas este año a Universidad, pero para su Sub 20, tratará de mostrarse para ganarse un puesto en Venados y después en Pumas.