Por el resurgimiento

Pumas presentó a sus refuerzos para el Clausura 2014, con los que buscará recuperar el protagonismo y hacer que su tribuna viva tiempos mejores.

Pumas
(Santiago Chaparro)

Ciudad de México

El 2014 está marcado como el año en que Pumas buscará retornar al plano protagonista. Hay un sentimiento de reivindicación en todos los jugadores, el anhelo de querer recuperar los tiempos de gloria, de desprenderse de todo lo que se vivió en el año recién terminado. Se habla de nuevas historias, los deseos por querer cambiar la imagen mostrada, de volver a tener identidad y que los tiempos de gloria regresen a Ciudad Universitaria.

Mario Trejo, vicepresidente deportivo de Pumas, llevó a cabo el acto protocolario en el que se presentó a los nuevos refuerzos del club. Dos viejos conocidos: Dante López y Leandro, tipos que conocen la casa de sobra y el peso del escudo. Daniel Ludueña, quien ya conocía de Universidad, pues los ha enfrentado con Santos y Pachuca. Ahora deberá ser el eje constructor del juego ofensivo. Y los recién llegados: Ismael Sosa y Diego Lagos, quienes apenas empiezan a palpar lo que representa Pumas.

El domingo arranca la aventura, un nuevo ciclo en el que el primer objetivo es consolidar un estilo de juego. Puebla es el primer rival y la prioridad es recuperar el espíritu competitivo en casa, que el Olímpico vuelva a ser territorio hostil. Aunque es difícil que las sensaciones de los refuerzos sean las mejores, apenas se va consolidando la integración de las piezas nuevas, pero el compromiso de las nuevas caras es total.

Daniel Ludueña fue de los primeros en integrarse al club. El mediocampista mexicano está llamado a ser el hombre por el que pase la generación del juego ofensivo, la creación de las ocasiones que deberán concretar los delanteros. El Hachita sabe que hay muchas expectativas en torno a lo que debe aportar y más por lo que no mostró Pumas el curso pasado.

“Estamos conscientes de lo que pasó el torneo anterior, todos tenemos el compromiso de que venimos a ayudar y a dar el máximo para que la institución vuelve a estar en los primeros planos, todos tenemos el máximo compromiso para sacar esto adelante nos hemos preparado mucho para esto y estamos ansiosos de que llegue el domingo para estar dentro de la cancha y hacer lo que venimos haciendo”, comentó Ludueña.

Diego Lagos es un tipo de condiciones ofensivas que puede jugar por la banda izquierda o en el centro del campo. El argentino también está llamado a ser pieza clave para el juego ofensivo universitario. “Vengo con la mejor disposición de sumar y aportar mi granito de arena para salir adelante”, sostuvo.

Lagos está al tanto de lo que ocurrió en el pasado reciente de Universidad, pero en los días que ha estado trabajando con el equipo percibe que “los muchachos han hecho una buena pretemporada y tenemos plantel para hacer un buen torneo, vamos a ir paso a paso y ojalá podamos hacer un buen torneo. Pumas es un club grande que tiene aspiraciones todo los años de pelear por el título y ese es será objetivo”.

Ismael Sosa fue el último refuerzo en aterrizar en Ciudad Universitaria, el delantero argentino no se define como el “9” clásico, pero en Chile tuvo un buen año en el que hizo varios goles, los mismos por los que suspira Universidad. Sosa lo sabe y espera estar a la altura del reto que significa vestir la playera universitaria.

“En el momento que me toque jugar trataré de aportar para el equipo, empieza una nueva etapa y uno siempre como delantero siempre quiere convertir, vengo de una buena temporada en Chile así que espero seguir de esa manera en México. Sabemos que va a ser difícil porque es un futbol muy rápido y también por la adaptación, pero espero adaptarme rápido y cumplir con los objetivos”.

Dante López se perfila para estar en el ojo del huracán, porque su regreso al club no ha sido bien visto por muchos aficionados; sin embargo, es un tipo que goza del estima de sus compañeros que destacan su espíritu de lucha. El paraguayo respeta las opiniones adversas, pero no les presta mayor atención, él está listo para dar lo mejor de sí en la cancha.

“Sabemos que se nos va a exigir, la idea que tenemos es ser más fuertes en casa, el equipo está muy ilusionado con hacer bien las cosas y que llegue ya el domingo, sabemos que nos puede repetir un torneo como el anterior y hemos trabajado para que no sea así, esperemos que este año sea lo mejor para la institución. Lo de la tribuna siempre traté de mantener el respeto hacia ellos, pueden decir lo que quieran, yo trabajaré en la cancha para hacer bien las cosas para Pumas”.

Los Pumas recargados ya están listos. El año 2014 está llamado para ser el de la reivindicación de un grupo de jugadores que tienen hambre de ravancha.