Pumas vs. Dorados, recuerdos amargos

En cierto modo, Universidad contribuyó para que Sinaloa sufriera el trago amargo del descenso

Pumas visitó a Dorados en 2006
Pumas visitó a Dorados en 2006 (Mexsport)

Ciudad de México

Domingo, 30 de abril del 2006, Dorados acariciaba la permanencia tras haber sostenido una férrea batalla con Veracruz y San Luis a lo largo del Clausura de ese mismo año. El rival, unos Pumas disminuidos que recién habían cesado a Miguel España por los malos resultados, además, dicho encuentro, correspondiente a la última fecha del certamen, se jugaba en el estadio Banorte, casa del conjunto 'culichi'.

Todo pintaba para una noche de fiesta y celebración, pues las matemáticas favorecían al entonces equipo dirigido por Juan Manuel Lillo, ya que, cualquier resultado, con sus respetivas combinaciones, les daba la oportunidad de permanecer en el máximo circuito, sin mencionar la posibilidad de poder colarse a la liguilla por el título.

Sin embargo, Pumas fue pieza clave para que este escenario ideal no se concretara. Fue precisamente bajo la dirección técnica de Guillermo Vázquez, quien fungía como técnico interino del cuadro del Pedregal, que el duelo no pasó de un insípido cero a cero, marcador que también había sido presupuestado por El Gran Pez, quien únicamente dependía de un empate o derrota de San Luis para alcanzar la salvación.

Entonces la confusión se apoderó de las gradas y el terreno de juego del estadio Carlos González y González, pues los últimos registros indicaban un empate entre los potosinos y el Atlas, igualada que Marcelo Guerrero se encargó de romper en tiempo de compensación.

La alegría y júbilo en el Alfonso Lastras contrastaba con la amargura y el desencanto vivido en Sinaloa. Dorados había pasado de una salvación con posibilidad de disputar el título, al averno del descenso.

Nueve años después, solo tres personajes sobreviven de aquella batalla entre capitalinos y sinaloenses, todos ellos, del cuadro auriazul; Alejandro Palacios (suplente en ese entonces), Darío Verón y el técnico Guillermo Vázquez regresan para darle la bienvenida a un club que, en su momento, tuvieron la sucia labor de enviarlos a la división de Ascenso.

El próximo domingo, en CU, Pumas recibirá a Dorados en duelo correspondiente a la fecha seis del Apertura 2015, será el quinto que disputen entre ambas escuadras, con un saldo favorable para los hombres de 'Memo', quienes suman dos victorias por una derrota, además de este anecdótico empate.

Un 'Gran Pez' completamente renovado, y con la misma encomienda de sumar para salir del fondo de la tabla porcentual, buscará 'devolverle el favor' a los felinos.