Pumas lamenta el trato de Conmebol a la Liga Mx

Rodrigo Ares de Parga, presidente del club universitario, no está conforme con la federación sudamericana, y ve complicado la participación de los clubes mexicanos en el certamen

Rodrigo Ares de Parga, presidente de los Pumas
Rodrigo Ares de Parga, presidente de los Pumas (Mexsport)

Ciudad de México

El presidente de Pumas de la UNAM, Rodrigo Ares de Parga, lamentó el trato de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) a los clubes mexicanos, que tendrían la difícil tarea de competir en la Copa Libertadores de América debido al cambio de calendario.

"No me gusta ir a fiestas en las que no me tratan bien. Yo creo que no nos han tratado bien en la Conmebol", manifestó el directivo auriazul.

A partir del siguiente año, la Libertadores se disputará en calendario anual, desde finales de enero o principios de febrero hasta el término de noviembre o arranque de diciembre, algo que deja sin posibilidades a los conjuntos de Liga MX a causa del formato que hay en el balompié mexicano y la obligación de jugar la Liga de Campeones de la Concacaf.

"Como lo propuso ahora la Conmebol, no hay ningún chance de jugar los dos torneos. Se tiene que platicar con ellos, pero como está el torneo y los torneos, se ve difícil", añadió Ares de Parga.

A falta de alguna reunión con dirigentes del organismo sudamericano, el presidente de Pumas subrayó que la actuación de México en el certamen del ´cono sur' debe ser conveniente en diversos aspectos para aceptar.

"Tenemos que ver si le conviene al futbol mexicano y podemos ir al torneo. Hoy la respuesta, por cómo están las reglas de juego que está poniendo Conmebol, no podemos, porque no podemos dejar de jugar nuestra final de una gran liga como la que tenemos por jugar algunos partidos de la Libertadores", atizó.

En otro orden de ideas, este jueves el Club Universidad Nacional firmó un convenio inédito en el país para promover los Derechos Humanos, con su titular Luis Raúl González, acto celebrado en las instalaciones de Cantera.

"Nuestros jugadores son ídolos de niños, y son ellos los que pueden tratar de cambiar a la sociedad mexicana. Por eso es importante este convenio, porque tenemos a 25 jugadores que nos pueden ayudar a que la juventud vea los valores y principios de la sociedad", declaró Ares de Parga.

Por su lado, el representante de los Derechos Humanos señaló: "Queremos apelar a este instrumento para que a través de lo que representa el equipo, y del ejemplo de los integrantes del club, podamos mandar mensajes a la sociedad mexicana de lo que implica el respeto a la dignidad".

El cuadro auriazul dio a conocer que este pacto, que se da por primera vez en el balompié mexicano, tiene como tarea servir como base para posteriores convenios específicos que permitirán difundir conjuntamente la relevancia de los Derechos Humanos.