Las variaciones de Universidad

Con cuatro incorporaciones, incluyendo a Abraham González en la nómina, Paco Palencia y Pumas auguran un Apertura 2017 positivo; en ataque lucen con distintas modificaciones

Ciudad de México

Después de un año de aprendizaje, de claroscuros, algunas decepciones y escasos éxitos, Universidad Nacional apostó por refuerzos ya probados en el futbol mexicano y el Régimen de Transferencias le funcionó acorde a lo que el equipo necesitaba; la directiva de Rodrigo Ares de Parga y el cuerpo técnico que encabeza Francisco Palencia acudieron al Draft de Cancún con la encomienda de conseguir futbolistas que brindaran variantes y experiencia... Los consiguieron.

De inicio, David Cabrera regresó a la institución, después de un año cedido en Morelia. El zurdo contención terminaba contrato, pero el interés de la directiva por recuperar su mejor nivel, abrió la posibilidad de una nueva oportunidad vestido de azul y oro. Para trabajar la parte física, su gran Talón de Aquiles, reportó desde dos semanas antes del inicio de la pretemporada, bajo la supervisión de Ariel González. El ideal es que se gane un puesto en el once titular.

Después de varios dimes y diretes y hasta un comunicado en el que anunciaba su salida, debido a "varios desacuerdos", Abraham González pudo arreglarse con Pumas para continuar un año más en el Pedregal. En días pasados, Ares de Parga viajó a Europa, a Barcelona, para convencer al contención, de un nuevo contrato, cercano a las pretensiones que el jugador esperaba, por lo que uno de los eslabones más sólidos de Pumas, sobre todo en su primer semestre, se mantendrá en la institución. Abraham y Cabrera serán los escudos recuperadores.

Días previos al draft, rumores llegaban desde Argentina, indicando que el '10' de Newell's Old Boys, un viejo conocido del futbol mexicano regresaba al balompié nacional: Mauro Formica y no con Cruz Azul, donde ya había estado, sino, para Pumas. Ya en el Régimen, el propio Rodrigo Ares de Parga confirmó su alta: "Falta el examen médico y un par de firmas; Mauro terminará la temporada en Argentina (restan dos semanas) y después reportará con nosotros", comentó.

En un movimiento impensado, pero con valor. Universidad también se hizo de los servicios de Joffre Guerrón, otrora futbolista de La Máquina y que durante los anteriores seis meses, entre la inactividad y el no entrar en planes para Cruz Azul, se convirtió en una incógnita. El ecuatoriano llega a Pumas para reforzar la banda derecha, donde Palencia acusará recibo por la baja de Pablo Barrera, un futbolista que no verá acción hasta inicios de noviembre, debido a la rotura de ligamento cruzado en la rodilla izquierda. La intención es recuperarlo, pues como aseguró Ares de Parga: "es un gran jugador".

Casi de último minuto en el draft, en una especie de intercambio, Pumas acordó con Santos Laguna el traspaso de Néstor Calderón, que hace unas semanas fue campeón con Chivas, y a los Guerreros les entregaron a Javier Cortés. El Avión, que se desempeña por la banda izquierda, a sus 28 años, recala en el Pedregal para competir por un puesto, pues en teoría, en este sector se desenvuelve Jesús Gallardo, un jugador con miras a consolidarse.

Con estas cinco incorporaciones, Universidad Nacional cierra sus filas. Pumas se reforzó como hasta ahora no lo había hecho de manera reciente y lo| realizó con la firme idea de nutrir al plantel de variantes, pero sin olvidarse de la base canterana, que esta vez destacará en la defensa. En ataque, Paco Palencia ya cuenta, por lo menos, con dos elementos por posición, situación que en el pasado carecía y que a partir del Apertura 2017, será una de sus principales fortalezas, al menos en el papel.

La disyuntiva será para el entrenador, quien tendrá que saber cómo acomodar sus piezas, rebasando la línea de contención (de su esquema: 4-2-3-1). En teoría y respetando los puestos titulares, como extremo por derecha podría jugar Bryan Rabello, como media punta, Matías Britos y por izquierda, el ya mencionado Gallardo, además de que como único centro delantero, Nicolás Castillo.

Sin embargo, el once titular puede acomodarse de esta otra forma: Guerrón como extremo por derecha, Formica como falso nueve y Rabello recargado a la izquierda, retrocediendo a Jesús Gallardo por esta banda, pero como lateral y respetando a Castillo en punta. Hoy, Pumas tiene un amplio repertorio.