Los pendientes de Palencia

El técnico de Pumas tendrá un primer semestre con varios cambios en su plantilla y la irrupción de algunos canteranos; el ideal es competir, la Liguilla y trascender en Concacaf

Palencia realizó cuatro partidos de preparación en la pretemporada
Palencia en un entrenamiento de los Pumas (Imago7)

Ciudad de México

Para el Clausura 2017, Paco Palencia y Pumas tendrán como objetivo comenzar en serio con el proyecto de consolidación de La Cantera, sin olvidarse de mantener la presencia en las fases fi nales; de igual forma, el equipo enfrentará en febrero a Tigres, rival incómodo, para tratar de seguir con vida en la Concachampions. Para el inicio de año, a los felinos les aguarda también que sus refuerzos, tanto Bryan Rabello como Nicolás Castillo, convenzan con óptimo rendimiento. El reto para el entrenador y su oncena empieza contra Chivas.

Pumas ha tenido un nuevo comienzo desde hace algunos meses, y pese a que el Apertura 2016 representó el primer torneo para Palencia y la vigente administración, el certamen que está por comenzar representa la real prueba para mostrar los avances en cuanto a líneas de mejora e inversiones de esfuerzo sobre el primer equipo. Tan solo en el mercado de transferencias pasado, la directiva se deshizo de algunos elementos que impedían el paso de más canteranos y que, a su consideración, habían cumplido su ciclo.

Hace algunos días, se oficializó la salida de Luis Fuentes, Marcelo Alatorre, Eduardo Herrera, Saúl Berjón, Fidel Martínez. La intención de los altos mandos y el primer equipo es reducir el rango de edad, así como brindarle mayor espacio a los más jóvenes; con las salidas, Pumas gana en renovación, en colocar a futbolistas que ya habían dado su mejor versión y que ahora distaban de la misma. Para reforzar, sobre todo el ataque, contrataron a la dupla Rabello-Castillo, que funcionó hace un par de años en selecciones chilenas con límite de edad.

 Las bajas cumplen, al menos en el papel, con darle motivación y protagonismo a los canteranos, pero también, comprometen en este sentido, la labor de Paco Palencia, que desde ayer, ya trabaja con cinco elementos nuevos de este extracto en el cuadro estelar. Consolidarlos, en gran medida como ocurrió con Jesús Gallardo, es el trabajo del ahora entrenador auriazul. Para el CL17, subieron al primer equipo a Omar Islas, Andrés Iniestra, Alan Acosta, Jorge Escamilla y Pablo Jáquez.

Al no tener actividad de fase de grupos de la Concachampions, Palencia tendrá que darles participación en la Liga para foguearlos. Además, con las transferencias, hay líneas como las laterales, que solo cuentan con un elemento fijo, y sin muchos recambios. Es aquí, y en otros espacios, donde podrían tener mayor cabida. Si bien no serán titulares, sí opciones de recambio, como mínimo.

Otra de las obligaciones del cuadro de CU será mantener el pulso en cuanto a la disputa permanente por un puesto a la Liguilla, si bien su plantilla es limitada, a comparación de otras, para pensar en el campeonato, sí estarán necesitados de pelear por lo menos para figurar en la fase final del semestre que para ellos iniciará en Guadalajara, frente a Chivas, este sábado. Para ello, Palencia contará a partir de hoy con cuatro duelos amistosos y 20 días de preparación.

Sin margen de error, los chilenos Bryan Rabello y Nicolás Castillo deberán demostrar casi inmediatamente el porqué de sus contrataciones. Uno, Nicolás, llega como la principal y única opción para ocupar el puesto de delantero centro en el Pedregal; el otro, como su mejor asistente y un volante que puede ser empleado por cualquiera de las dos parcelas, sabe jugar, incluso, como media punta, detrás del nuevo. Para Bryan, que arriba a préstamo por seis meses, no está garantizada la titularidad.

Por último, el peso de los canteranos deberá ser mayor, toda vez que la directiva y cuerpo técnico han apostado por una plantilla en la que su presencia es mayoría. El intento es recobrar la relevancia de esta línea en el escuadrón estelar, brindando espacio para los más jóvenes de la nómina. Habrá espacio, minutos y continuidad.