Pumas no consolida sus ventajas

En los últimos 10 encuentros de Universidad Nacional, entre Liga y Copa, el equipo de David Patiño ha dejado ir cinco resultados que comenzaron siendo favorables a su causa

Pumas dejó el triunfo ante Cruz Azul en los últimos segundos
Pumas dejó el triunfo ante Cruz Azul en los últimos segundos (Imago7)

Ciudad de México

Ha pasado poco más de un mes desde que comenzó el suplicio de Pumas. El 14 de febrero anterior, Universidad Nacional cayó sorpresivamente ante un Veracruz prácticamente sentenciado al descenso. Fue una noche fría en el Pedregal, llena de nostalgia, por el regreso de Guillermo Vázquez a la que siempre ha sido su casa, el estadio Olímpico y porque con un 1-2 en el marcador, los felinos veían caer su invicto en Liga y no solo eso, también se alejaban de la cima de la clasificación. "El resultado lo propiciamos nosotros; cometimos errores graves, que le ayudaron al rival para que se fuera al frente y nos hiciera daño", dijo el propio David Patiño tras el tropiezo.

Sin embargo, algo cambió en la estructura de Pumas, quizás la confianza. Desde aquella noche de derrumbe, Universidad ha disputado nueve encuentros más y en cinco, registró una ventaja parcial que le ilusionaba con un triunfo, como ocurría ante Cruz Azul, pero al término de cada 90 minutos, la fortuna y diversos errores, arrojaron otros dividendos. Tres empates y dos descalabros, han propiciado que los de CU se encuentren estancados con 16 unidades, fuera de los sitios de Liguilla y aún peor, el adiós en la Copa, justo cuando parecía que se instalarían en las semifinales del certamen. Queda claro que no consolidan sus ventajas.

Apenas tres días después del doloroso descalabro en casa, frente a los escualos, Pumas viajó a Tijuana, un escuadrón irregular hasta la séptima fecha del torneo, aunque no por ello sencillo de vencer. En la frontera, Nicolás Castillo mandó guardar la pelota con un potente testarazo, a pase de Matías Alustiza. Era el estreno de la pizarra y el adelanto de Universidad en la misma. Pero el estilo eléctrico de Xolos perforó la zaga auriazul a placer y muy pronto, al 9', Mateus Goncalves emparejaría el duelo. El mismo brasileño conseguiría el segundo antes del medio tiempo y ya en el complemento, Juan Lucero y Víctor Malcorra también se harían presentes.

Ocho días más tarde, todavía en compromisos de Liga, Pumas recibiría a Chivas, otro conjunto que no había demostrado regularidad en el campo. De nuevo, muy temprano en el encuentro, Castillo volvería a responder por Pumas. Apenas habían transcurrido tres minutos de juego. Parecía que ahora sí, Universidad respondería. Chivas incrementaría la intensidad de su ofensiva para el segundo tiempo y aunque los de casa habían tenido algunas posibilidades más, el Rebaño parecía que empataría tarde que temprano el cotejo. Al 68', Oswaldo Alanís cristalizó vía penal un empate con sabor amargo para los azul y oro; en los últimos suspiros del compromiso, el mismo zaguero fallaría otro tiro de castigo, que hubiera significado una nueva derrota para los del estadio Olímpico.

El 28 de febrero, Pumas se enfrentó a Juárez FC, en un duelo definitivo, que daría a conocer al líder del quinto sector de la Copa Mx. De hecho, con anotación de Érick Torres, al 18', Universidad comenzó ganando el encuentro, parecía que todo estaba dominado, como en los dos duelos anteriores citados. Al 88', el colombiano Carlos Ibargüen empataba el compromiso, gracias a un penal más cometido por la zaga felina. A pesar de este resultado, los de CU se quedaban como la cima de su grupo, con siete unidades. Este ha sido el marcador alcanzado del conjunto auriazul con menores consecuencias, pero no le devolverían la estabilidad a los felinos.

Sería hasta los cuartos de final de la misma Copa, en la que parecía que las cosas volverían a tomar su cauce, que el Necaxa incrementaría las dudas e incertidumbres. De nuevo, un gol de Nicolás Castillo, muy pronto en el encuentro (minuto 2), gracias a un contragolpe orquestado por Jesús Gallardo, Pumas se adelantaba en el marcador. Los felinos cerraban el primer tiempo a tambor batiente, con las esperanzas de incrementar la cuota en el complemento, para acercarse a la disputa de este título. Los Rayos se encargarían de decir lo contrario. Al 55', Matías Fernández, en tiro libre y al 78', Luis Pérez, finiquitando un desdoble, eliminarían a los locales.

En menos de tres días, Pumas volvería a caer de similar manera. En un duelo fundamental ante Cruz Azul, en cancha ajena y con la presión por sumar para mantenerse con posibilidades de Liguilla, los dirigidos por David Patiño consiguieron un primer tiempo aceptable, en el que la intensidad y la velocidad formaron parte de su juego; Nico Castillo consiguió adelantar a Universidad Nacional por conducto de la pena máxima en el comienzo del complemento, pero las modificaciones en el esquema de Patiño permitieron las constantes llegadas de La Máquina y con ello, el tanto del empate a nombre de Enzo Roco. A Universidad le cuesta mucho ganar.