¿Cómo sustituir a Matías Britos?

El charrúa se perderá el segundo partido del Clausura 2017, debido a que no está repuesto de una fisura en el tobillo izquierdo que sufrió a finales de diciembre; Palencia busca reemplazo

El argentino se encuentra lesionado desde el pasado mes de diciembre
El argentino se encuentra lesionado desde el pasado mes de diciembre (Imago7)

Ciudad de México

Pumas tiene una disyuntiva a solucionar. Lo que parecía la baja temporal de Matías Britos, se ha convertido en un dilema profundo. Una fisura en el tobillo izquierdo dejó fuera de circulación al uruguayo a finales de diciembre, y aunque se preveía que estaría en la congeladora un par de semanas, ausentándose del duelo ante Chivas, su recuperación tardará un poco más de lo esperado.

Matías Britos apenas inició este viernes con el trabajo físico, aún sin realizar ejercicios con el balón, por lo que se espera, si es que avanza de buena manera, que se recupere dentro de otras dos semanas más. El charrúa estaría listo para la cuarta jornada, contra Necaxa, en Ciudad Universitaria. Pero por el momento, su ausencia tendrá que solucionarse, y su plaza ser ocupada por alguien que pueda aportar lo similar a sus condiciones.

Con la baja de Matías, Pumas pierde a un media punta de experiencia, que tira del equipo desde su posición, y que se suma al ataque con vehemencia; es de los pocos eslabones que no negocian el sacrificio defensivo con la reiteración de su esencia ofensiva; el torneo anterior, ante la falta de un nueve, debido a que Palencia relegó a Eduardo Herrera y a la poca efectividad de Saúl Berjón y Fidel Martínez, Britos asumió el puesto de hacer los goles.

Como responsable de conducir a los suyos, el ‘20’ logró siete anotaciones, siendo la anterior su mejor cuota dentro del área enemiga... Para suplirlo, Paco Palencia tiene escasas posibilidades, pero sí un par para reorganizar su esquema. En el duelo ante Chivas, el entrenador decidió apostar por Bryan Rabello para jugar detrás de Nicolás Castillo; sin embargo, el chileno se vio errático en las zonas de definición, y lento a la hora de conducir el balón.

Aunque Palencia pudiera mantener a Rabello, en el banquillo de suplentes conserva la posibilidad de utilizar a Santiago Palacios, como ya lo ha usado en el pasado. El canterano de Universidad Nacional, en su segundo torneo en CU, espera tener más minutos y esta pudiera su oportunidad para afianzarse. Dependerá de lo que decida el entrenador. Pero podría cambiar de parecer al tener enfrente a Paco Jémez y su inagotable espíritu ofensivo con Cruz Azul, al menos en el papel y en el discurso que ha expresado el timonel español desde su llegada.

Si bien La Máquina no tuvo un despliegue brillante en su debut en el torneo, en la cancha del Azul y ante Necaxa, se notaron algunos detalles que prometen mejoras en aumento.

Por ello, Paco Palencia pudiera reconsiderar cuál es su mejor estrategia. Con Rabello, la suerte es desconocida, pues el recién llegado parece no estar al nivel ideal, mientras Palacios tiene poca experiencia en el máximo circuito, lo que podría inclinar la balanza a favor del andino. Carece de opciones.

Ayer, una visita inesperada irrumpió en el entrenamiento del primer equipo de Pumas. Rodrigo Ares de Parga, presidente de Universidad Nacional, llegó a la concentración de la plantilla y habló con ellos antes de que culminara la práctica. “Les dije que somos favoritos este domingo, así lo veo yo, partimos así contra Cruz Azul”, comentó en conferencia de prensa.

Al lado de Gerardo Alcoba, el dirigente mencionó que, más allá de las millonarias contrataciones de La Máquina, el plantel auriazul no le pide nada a su rival de esta jornada: “Tenemos a gente muy capaz, en la cancha y en el banquillo. Respetamos al equipo al que nos enfrentaremos, pero sabemos que podemos ganar”.

Ares de Parga también habló de las modificaciones del estadio Olímpico, que a partir de este fin de semana contará con algunas remodelaciones, como los asientos numerados en diferentes zonas del inmueble. “La idea de todo esto era hacerlo más funcional para la afición, adecuar el recinto y volverlo más familiar”.

En esta segunda prueba, Pumas no puede dejar escapar más puntos. Si bien se jugó ofensivo contra Chivas, ante Cruz Azul, pudiera no bastar con esa sensación; la presión comenzaría en caso de un nuevo descalabro.