Pumas, la cuarta defensiva más vulnerada

Con 23 tantos en contra, la zaga de Pumas se convierte, a falta de tres encuentros en la fase regular, en una de las más endebles partiendo desde el Clausura 2011, su último campeonato

La defensa de Pumas recibió cuatro goles en su último encuentro en la Liga Mx
La defensa de Pumas recibió cuatro goles en su último encuentro en la Liga Mx (Mexsport)

Ciudad de México

Un hombre recorría la cancha del estadio Universitario en Monterrey con la mirada clavada en el césped, un rostro inexpresivo... Era Francisco Palencia, entrenador Pumas. En la casa de los Tigres del Tuca Ferretti, el DT auriazul conoció un nuevo descalabro por abultado marcador (4-0) y más que eso. Después de 90 minutos, su equipo y en concreto su zaga, exhibió una vez más las falencias que le han condenado a lo largo del cierre del semestre anterior y del vigente certamen.

Camisa arremangada, chaleco y corbata delgada, por supuesto, en tonos oscuros, como gusta vestirse Palencia, así llegó a la conferencia de prensa post partido, para explicar las razones de una nueva debacle en Monterrey: "No nos apegamos al plan del juego, aunque también hay que resaltar la capacidad del rival, que fue superior", advirtió. Esta no es la primera derrota a cuestas, no solo de Tigres, sino, de los equipos que insisten y contragolpean a su defensa, ganándoles las espaldas por técnica y rapidez.

Con 23 goles en contra a lo largo de las primeras 14 fechas del Torneo Clausura 2017, la defensa de Pumas se colocó como la cuarta peor desde el título del Clausura 2011. A diferencia del resto de las otras en cuestión, todas se evaluaron al cierre de la fase regular, independientemente de si se calificó o no a la Liguilla; con los tres duelos restantes para los de CU, no sería extraño que se apoderaran de la cima en cuanto a esta clasificación.

La defensiva más endeble desde el campeonato del 2011 fue protagonizada hace un par de años por Gerardo Alcoba y Darío Verón, en su mayoría, cuando en el Clausura 2015, bajo el mando de Guillermo Vázquez, el equipo recibió 27 anotaciones en sus primeros 17 encuentros, quedando en sitio 13 de la tabla general, marginados de la Liguilla; promediaban 1.5 goles por juego y casualmente, debido a una lesión en el hombro de Alejandro Palacios, Alfredo Saldívar, como ahora, era el encargado de resguardar el arco.

El Apertura 2011, meses después del campeonato y también con Memo Vázquez en el banquillo, Pumas acumuló su segundo peor registro en cuanto a goles en contra. Con 17 fechas transcurridas, el colectivo sumaba 25 anotaciones recibidas. Eran tiempos de Alejandro Palacios en la meta, así como Marco Palacios y Verón como emblemas de la zaga; aquel torneo, el equipo culminó en la novena posición de la clasificación general, perdiéndose la posibilidad de refrendar su título.

Con la contienda por la Copa Libertadores y la Liga, el Clausura 2016, además de representar el último certamen de Antonio Sancho y Memo Vázquez, tanto en directiva como cuerpo técnico en Universidad, también significó que llegaran cifras adversas en cuanto a los tantos que recibió el conjunto del Pedregal. Con 24 dianas en 17 fechas, se posicionaron en el décimo peldaño, sin posibilidad de pelear por el campeonato. Durante gran parte de la fase regular, Pumas salía con una oncena alternativa.

El problemático Apertura 2012, recordado en las fi las auriazules por el constante cambio de entrenadores, es también una marca adversa para Pumas y la vulnerabilidad en la zaga. Aquellos meses en los que pasaron Joaquín del Olmo, Mario Carrillo y Antonio Torres Servín por el banquillo felino dejaron en claro que como ahora, la solidez en defensa no era la principal cualidad del equipo. Como en la actual versión, solo que a falta de tres fechas, dicho semestre concluyó con 17 duelos y 23 tantos recibidos.

Está claro, Pumas padece en demasía de los clubes que juegan al contragolpe, que utilizan la velocidad como principal arma para desdoblar y generar peligro. En lo que resta del camino del CL17, Universidad tendrá la compleja visita del Veracruz, desesperado por la situación porcentual, más tarde visitará al Morelia, que mira de reojo de igual forma la tabla cocientes, para luego, en el broche de la competencia, recibir al Puebla de Saturnino Cardozo. Su futuro está en el aire.

¿UNA MISIÓN IMPOSIBLE?

Como parte de estos antecedentes, partiendo desde el más reciente título, todas las ocasiones que Pumas registró 23 o más tantos en contra, el equipo no logró clasificarse a la Liguilla; la inestabilidad en el aparato defensivo impidió generar el equilibrio propicio para recomponer y terminó, casi en todos los casos, quedándose al borde la calificación y el comenzar las vacaciones antes de tiempo. En el presupuesto para este torneo, la directiva impuso un objetivo de 26 unidades, situación que por el estilo de juego y resultados (con 18 unidades y a falta de nueve en disputa), parecen complicadas de alcanzar.

Compra aquí tus boletos para la Liga MX