Pumas, motivos de una debacle

La inexperiencia de Palencia, descuidos graves en la zaga y la nula respuesta en ataque, propició la mayor goleada enemiga a Pumas en los últimos cinco años

Francisco Palencia, director técnico de Pumas
Francisco Palencia, director técnico de Pumas (Imago7)

Ciudad de México

De todos era sabido que el partido de vuelta, en Monterrey, frente a Tigres, sería una prueba de altísima complejidad. El marcador indicaba que Universidad requería de un triunfo, de preferencia, para despreocuparse y hacer cuentas más tarde… No ocurrió. Los pupilos del Tuca Ferretti saltaron al terreno de juego inspirados por una afición que los alentó desde el comienzo y vapuleó a su similar a lo largo de 90 minutos. La pizarra indicaba 5-0 al silbatazo (7-2 en el global) de Fernando Guerrero y dejaba conclusiones por analizar.

Apenas habían transcurrido tres minutos en el Volcán, cuando Abraham González concedió espacio a André-Pierre Gignac, en un saque de banda, y el francés, que peinó el balón, después ganó la espalda a Darío Verón, para quedar solo ante la salida de Pikolín Palacios y fulminar al arquero. Era el 1-0 y el comienzo de una noche digna para el olvido para Pumas. Ya daban avisos de una desconcentración a considerar.

Al 25’, de nueva cuenta González intervino. El español comprometió la pelota, a la que no llegó Kevin Escamilla, pero sí Iván Estrada, que sirvió a Hugo Ayala y este a su vez para Juninho, que dentro del área de Pumas, apareció para dar un pase de primera, y antes de que el esférico llegara a Gignac, Verón se atravesó, de frente a su arco, e incrustó la redonda en el fondo de las redes. Autogol y la debacle se veía venir. Universidad no lograba contragolpear.

Vendrían después un tiro al poste y un balón que por pocos instantes, casi se le va entre las piernas a Alejandro Palacios… Del ataque felino, poco y nada; eslabones como Pablo Barrera y Matías Britos no lograban imponer sus condiciones al enemigo inmediato, ni desequilibraban. “Todos nos equivocamos, se cometieron errores que nos costaron goles, que no se pueden hacer ante un equipo como Tigres”, diría más tarde Palencia, en conferencia.

Al 74’, entre Alejandro Castro y Luis Fuentes, Jurgen Damm conseguiría un centro preciso, que Gignac bajó con inteligencia. En el mano a mano con Darío Verón, de nuevo el francés impuso su clase. En dos tiempos, André-Pierre se acomodó el balón con el pecho y luego sacó un disparo potente, ante la mirada cómplice del paraguayo, que siempre se mantuvo corriendo de frente al arco, sin ver realmente la dirección de la pelota, solo los movimientos del delantero.

Cuatro minutos después, Jesús Dueñas filtró un nuevo balón, ahora entre Alejandro Castro y Gerardo Alcoba, y a las espaldas del uruguayo apareció Andy Delort, recién ingresado, que encaró a Alejandro Palacios y Verón, para de último minuto servir a Gignac, quien remató con todo el arco abierto. Instantes después, tanto Pikolín como Van Rankin se haría de palabras y empujones. Universidad se había desfondado. No existía, ni existiría reacción. La diferencia era de 4-0.

Al 89’, como la cereza del pastel, Dueñas volvería a encontrar a Jurgen Damm, si la marca de Luis Fuentes, que recorrió unos metros y mandó un centro en el que Verón se descartó con una barrida antes de siquiera que el volante metiera la diagonal; Alcoba, que seguía la jugada, dejó que Delort, en el corazón del área, rematara a placer y consiguiera el quinto tanto de la noche. Final poco digno para Universidad Nacional.

En conferencia, después del duelo, Palencia habló, en forma de justificación, de la actuación de su zaga, en concreto de Alcoba y Verón: “No se puede culpar a dos futbolistas por un resultado colectivo”, dijo. Y tiene razón, no todo fue por ambos sudamericanos. La realidad es que la debacle auriazul sí comenzó, y muy temprano, por el bajo nivel de ambos, y la escasa seguridad que ofrecía; mención aparte, los despistes de Pikolín.

Con la eliminación consumada y el fracaso, por la forma, encontrado, Pumas tendrá semanas de análisis, sobre todo de parte de la directiva, que tendrá que ir delineando el plantel para el siguiente semestre. Universidad, antes que cualquier otra línea, tendría que meditar el relevo generacional en defensa.

LAS MAYORES GOLEADAS


PARTIDO                  TORNEO                   INSTANCIA

Tigres 5-0 Pumas      Apertura 2016          Liguilla/4tos de final
Chivas 4-0 Pumas     Clausura 2016          Fase regular/Jornada 12
Pumas 2-4 Pachuca   Clausura 2014          Liguilla/4tos de final
Pumas 1-4 América   Apertura 2013          Fase regular/Jornada 8
Tigres 5-0 Pumas      Apertura 2012          Fase regular/Jornada 14
Tigres 4-1 Pumas      Apertura 2011          Fase regular/Jornada 12
Pumas 1-4 Atlas       Apertura 2011          Fase regular/Jornada 13
Chiapas 4-0 Pumas    Apertura 2011          Fase regular/Jornada 16