Patiño, la solución de siempre para Pumas

El estratega y antiguo futbolista de Universidad asumirá por tercera ocasión el timón del club, aunque de nueva cuenta, de manera interina; concluirá el Apertura 2017

David Patiño, nuevo técnico interino de Pumas
David Patiño, nuevo técnico interino de Pumas (Imago7)

Ciudad de México

Eran los primeros días del 2013, cuando se dio el anuncio de que David Patiño, antigua gloria del Pumas campeón en la temporada 1990-91, llegaría tomar el mando de Pumas Morelos, por entonces, la filial en el Ascenso de Universidad Nacional. No era ningún improvisado. Patiño acumulaba cinco años de experiencia en su currículum, deambulando entre la categoría de plata y el máximo circuito y arribaba a la que era su casa: "Obviamente la meta es dirigir de fijo al primer equipo", comentó por entonces.

Así comenzaría un sinfín de rotaciones, un peregrinar eterno para Patiño, por prácticamente todas las divisiones con Pumas. La estancia con Pumas Morelos apenas duró seis meses, pues para el Apertura 2016 la institución había disuelto la franquicia, colocando a la mayoría de los jugadores y reubicando a David al frente de la categoría Sub 20 auriazul, aunque en ese mismo torneo, luego de una goleada de escándalo de América sobre los felinos (1-4) en CU, se destituyó a Antonio Torres Servín y se le brindó un primer interinato al hoy protagonista; sin embargo, este apenas duró un par de días.

La solución de por aquel entonces fue José Luis Trejo, por lo que Patiño apenas pudo disfrutar su estancia en el escuadrón estelar con un par de entrenamientos. David volvería a su cargo al frente de la Sub 20. No había pasado ni un año desde que coqueteó con la posibilidad de tomar las riendas de Primera División, cuando fue requerido de nuevo, y esta vez para suplir al cesado Trejo, asumiendo en un primer partido de Copa, frente a Mérida (2-1), con derrota de por medio. Menos de cinco días duró su estadía, hasta la llegada de Guillermo Vázquez.

Una vez más, Patiño fue reubicado al frente de la Sub 20, hasta a mediados del 2016, cuando Rodrigo Ares de Parga y la nueva gestión llegaron. Con Francisco Palencia como primero de a bordo, David fungió como la voz de la experiencia, como aquel que aconsejara al novel Paco y así duró hasta su reciente cese, a mediados de agosto anterior. Días más tarde, se anunció que fungiría como director de fuerzas básicas, aunque no pasó ni un mes en el cargo, cuando ahora ya ha sido nombrado como el relevo de Sergio Egea.

Una vez más, por tercera ocasión en su trayectoria, asumirá la dirección técnica de Pumas, de manera interina y con la promesa de esta vez sí, concluir lo que resta del torneo. A su favor, funge el conocimiento de varias camadas que pasaron por su tutela en la Sub 20; en detrimento de su experiencia, sobresale la estadística, y es que si bien se mantuvo vigente al lado de Palencia, Patiño no dirige un torneo en forma en el máximo circuito desde el muy lejano Clausura 2008, cuando era el encargado de Monarcas Morelia.