Sin continuidad fuera de CU

De los 10 futbolistas formados en La Cantera de Pumas, que militan en el resto de la Primera División nacional, ninguno ha completado el total de minutos en el presente Apertura 2016

Algunos ex elementos de Universidad que no han podido consolidarse lejos de CU
Algunos ex elementos de Universidad que no han podido consolidarse lejos de CU (Arte: Iván Castillo)

Ciudad de México

Por todos es sabido que La Cantera de Pumas no es la misma de hace unos años. Lo que en la actualidad sorprende, es que sus antiguos egresados, repartidos en distintos equipos de la Liga Mx, no tengan continuidad. De los 10 futbolistas que militan en Primera División, pero que en su momento debutaron con Universidad, ninguno completa el total de minutos del Apertura 2016; alejados del Pedregal, les ha faltado confianza, fortuna y buen futbol para convencer.

En los casos con menor participación destaca el ejemplo de Manuel Pérez, un prometedor volante que abandonó la causa de Pumas hace un par de años, cedido al Pachuca, donde parecía que encontraría continuidad. Hace unos meses volvió al CU, pero para finiquitar su relación laboral; sorprendentemente, fichó con el América, equipo con el que debutó precisamente ante los felinos, hace unas semanas. Ese ha sido su único encuentro, sumando 10 minutos.

Con cuatro compromisos disputados, Érik Vera, de Necaxa, y el veterano Jehu Chiapas, con Veracruz, apenas han contado para sus escuadras, aunque son distintos casos. El juvenil lateral por izquierda comenzó la temporada con los Rayos, pero todo se torció cuando Pumas visitó el estadio Victoria, debido a que su banda a custodiar fue la más propensa al ataque auriazul; perdió el puesto y no ha vuelto al primer equipo desde entonces.

Lo de Jehu Chiapas es distinto porque comenzó la temporada alejado de los primeros planos, y ha sido en los últimos compromisos, con Carlos Reinoso al frente de los Tiburones, que ha vuelto a participar; mismo matiz de Óscar Rojas, en el Toluca. Hernán Cristante le ha empleado en los más recientes duelos, pese a que en el inicio no tenía participación. De momento completa 539 minutos en siete duelos.

Quizás con mayor número de partidos intervenidos, pero no así de minutos, Diego de Buen, con Santos, que acumula un semestre irregular. La llegada de José Manuel de la Torre al timón de los Guerreros, cortó la participación  del contención y hasta ahora solo ha visto acción en ocho cotejos; de la misma forma, Efraín Juárez no ha encontrado regularidad con Mohamed, en Monterrey. El lateral de 28 años suma acción en nueve juegos, pero con escasas apariciones.

David Cabrera, que comenzó como titular la temporada con Morelia, perdió su puesto con el correr de las jornadas. Aun así, con Enrique Meza y ahora Roberto Hernández, se mantiene como uno de los primeros relevos purépechas. Sus números se basan en 13 compromisos, 841 minutos y una anotación; terminará este semestre con Monarcas al borde del descenso, y le quedarán seis meses más de contrato, para luego tener que reportar con Pumas, al término de su préstamo.

En Puebla, sin embargo, con todo y que no son indiscutibles, Emilio Orrantia y David Toledo, han sido solución en un modesto plantel que dirige Ricardo Valiño. El primero, pegado a la banda, si bien no es el de antes, ha encontrado en La Franja regularidad, con 14 duelos; mientras que el contención completa 15 partidos. Ambos han logrado cobrar relevancia.

En el Bajío, uno de los antiguos capitanes de Pumas, Efraín Velarde, parece comenzar a ser pilar para su colectivo. Con León, el lateral por izquierda y hasta defensa central tiene más de mil minutos y ha disputado 14 encuentros. Este es de los mejores representantes de las fuerzas básicas auriazules, pero ni con su entrega, ha bastado para ganarse un puesto como inamovible en el esquema de Javier Torrente.

En el primer equipo de Pumas contrasta con la realidad de sus elementos fuera de casa. Paco Palencia ha utilizado hasta once futbolistas hechos en CU; primordiales del esquema de Universidad han sido Alejandro Palacios, Luis Fuentes y Pablo Barrera, este último, que hasta el semestre pasado vivía una agonía en Rayados de Monterrey, parecido al de sus ex compañeros. Hoy, parece que la solución consiste en volver al Pedregal.