El lado fuerte de Pumas

Los únicos tres goles del equipo, hasta ahora, se han generado por la banda izquierda, tanto en asistencia como en producción; para este fin de semana, vuelve Nicolás Castillo.

Nicolás Castillo
Nicolás Castillo (Imago7)

Ciudad de México

La producción ofensiva de Pumas ha sido escasa a lo largo del Clausura 2017. Pero tres goles en tres partidos han sido suficientes para que se facturen seis puntos de nueve posibles... El equipo concentra su mejor versión en el costado izquierda, en la banda donde Alan Mendoza, Jesús Gallarda y hasta Nicolás Castillo, han aparecido para marcar la diferencia a favor del cuadro del Pedregal. Es aquí, donde los dirigidos por Paco Palencia han desplegado su mejor futbol.

Contra Chivas, en el arranque de la competencia, corría el minuto 55 en el Omnilife, cuando Alan Mendoza se botó de la banda, dejando atrás la línea de cal, para recibir un pase hacia el centro de Javier Cortés: el movimiento tomó desprevenidos a los zagueros rojiblancos, que no esperaron la presencia del lateral. En dos tiempos, el '5' recibió y se acomodó para lanzar un potente disparo que terminó en gol, aunque insuficiente (2-1).


Frente a Cruz Azul, ya en el Olímpico de CU, en un duelo apretado, en el que el sinodal ofreció una versión más ofensiva, Pumas volvió a recargarse en la banda izquierda. Al 63', en lo que parecía una jugada inofensiva, Mendoza tuvo un saque de banda que internó hacia el área enemiga, Jesús Gallardo peinó el esférico y de inmediato, Castillo recibió de espaldas al arco. El chileno se acomodó con dificultad, ante la marca de Julio César Domínguez y consiguió un disparo con fuerza, que terminó en gol.

En el más reciente compromiso, contra León, cuando el partido agonizaba, al minuto 92, Abraham González abrió el juego hacia el sector que mejores resultados le ha dado a Universidad. Ahí, apareció Bryan Rabello, que amagó de primera intención y centró en su segundo intento; en el área de La Fiera se encontraba Gallardo, como delantero improvisado, que de un solo toque, mandó el balón al fondo de la portería.

Otro triunfo por la mínima.

Por el costado derecho, los encargados de la banda, tanto Josecarlos Van Rankin como Pablo Barrera no han sabido hallar el punto de desequilibrio ante los rivales; el lateral ha tenido mayores preocupaciones defensivas, por lo que sus transiciones en ataque no han sido constantes. Contrario a la temporada anterior, Pablo ha carecido de oportunidad y de espacio dentro del terreno de juego, para desplegar su velocidad y conducción de pelota.

Palencia ha tenido dificultad para mantener su once titular. En los primeros dos encuentros, Paco pudo repetir a los mismos hombres, aunque contra Necaxa, por la expulsión de Nicolás Castillo, tuvo que reconvertir. Jugó sin un nueve fijo, pues adelantó a Rabello como eje de ataque, y utilizó un triple pivote de mediocampista de contención. Con el retorno de Nico, los felinos recuperan sensaciones ofensivas y presencia en zona de definición.

"Necaxa juega bien al futbol, a mí me gusta cómo juega, lo hace bastante bien y está muy bien dirigido, conozco a Poncho, es un excelente entrenador y trata de implementar dinámica sobre sus dirigidos. Yo creo que habrá que cuidar muchos aspectos, pero sobre todo lo explosivos que pueden llegar a ser sus atacantes. Trataremos de proponer, de no guardarnos nada en casa", comentó el técnico auriazul a media semana.


Compra tus boletos para el próximo partido de Pumas