¿Hay persecución arbitral en contra de Pumas?

En el presente Clausura 2018 varias decisiones de los silbantes han perjudicado el conjunto universitario; el último duelo ante Monterrey el árbitro Erick Miranda fue clave para su derrota

Pumas recibió un polémico penal en el duelo ante Monterrey
Pumas recibió un polémico penal en el duelo ante Monterrey (Imago7)

Ciudad de México

Cuatro penales en contra y el mismo número de expulsado son cifras que en cualquier equipo denotarían un claro problema de conducta deportiva por parte de sus jugadores, que en este caso aplica a los Pumas de la UNAM, que en este Clausura 2018 han sufrido varias penalizaciones de esta índole por falta de pericia en sus futbolistas y, en más de una ocasión, por errores arbitrales.

En la jornada 7, los auriazules no solo terminaron el duelo ante Xolos jugando con diez hombres por la expulsión de David Cabrera, pues Fernando Guerrero también señaló un penal a favor de los fronterizos que en su momento causó polémica.

Martín Lucero ingresó al área entre dos elementos felinos y cuando parecía haberse librado de Gallardo y Marcelo Díaz, cayó al suelo sin un contacto evidente por parte de los marcadores; se decretó pena máxima y por consecuencia los Xolos concretaron su tercer tanto del encuentro.

Una jornada después, en el duelo disputado ante Chivas en la fecha nueve, un elemento más del cuadro de David Patiño se fue a las regaderas por reclamaciones al silbante, que en ese entonces se trataba de César Ramos, quien expulsó a Alejandro Arribas tras un penal señalado sobre el final del encuentro.

Aquella clara pena máxima errada por Oswaldo Alanís no fue la única de aquel choque, pues previamente el propio zaguero había empatado el encuentro por la misma vía tras un dudoso penal en el arranque del complemento; el juego culminó con empate a un gol.

Desde entonces pasaron cinco encuentros sin que a los del Pedregal se les marcara un penalti en contra, hasta su visita a Rayados de Monterrey, donde Erick Yair Miranda tuvo una polémica actuación al decretar un tiro desde los once pasos bastante dudoso por la velocidad con la se desarrolló la jugada.

En un desborde de Dorlan Pabón, Alejandro Arribas mete el brazo para cortar el paso del colombiano, quien también había estirado la misma extremidad para frenar la llegada del zaguero español, al final se señaló falta en el área en contra de los capitalinos y el juego se empató.

Posteriormente, hubo una clara mano en el área de los locales que no se interpretó como penal, además de un gol de Castillo que fue anulado por una supuesta falta del chileno previo a empujar el balón a las redes; hay que recordar que en este enfrentamiento nuevamente Pumas recibió una expulsión, la cuarta en lo que queda del Clausura 2018.