Los orquestadores en Pumas

Abraham González y Javier Cortés son los encargados de surtir al ataque; en el equipo, son los que mayor contacto tienen con el esférico


Javier Cortés y Abraham González
Javier Cortés y Abraham González (Mexsport)

Ciudad de México

Mantener la pelota de su lado no es su fuerte, pero Pumas tiene en su oncena a un par de futbolistas que hacen gala de esta faceta del juego.

Javier Cortés y Abraham González, encargados de generar el volumen ofensivo, son los que más tiempo permanecen con el esférico en su poder, tratando de potencializar las opciones de Universidad Nacional.

Por sus botines circula gran flujo de lo que sucede con el equipo. El español, recién llegado a la capital para este semestre, ha brindado 278 pases a lo largo del certamen, consiguiendo que 223 sean acertados; es el jugador auriazul que más contacto tiene con el balón; Cortés, por su cuenta, ha sumado 262 trazos, con 217 correctos. Sus funciones parten desde atrás de la media, y de ahí, el flujo es hacia el frente, buscando el vértigo por las bandas.

En el rubro de efectividad, González toma ventaja. El contención ibérico, con el ‘10’ a la espalda, es el felino que más contacto tiene con el esférico, y el que mejor lo trata. El 77.7% de sus intentos terminan cumpliendo su cometido, ya sea con un compañero, o acercándose al gol; le sigue Javier Cortés, con el 76.5% de pases correctos.

Son los orquestadores del equipo. Al respecto y sobre lo que viene para Pumas, Javier Cortés aseguró: “Universidad va en ascenso y trabajando al cien por cien, para evitar desconcentraciones. Estamos conscientes de lo que hemos hecho y lo que quiere el técnico; hay muy buen ambiente con Paco Palencia. Mantenemos disciplina y buena actitud”.

En cuanto a su aporte en las anotaciones, González sirvió para Eduardo Herrera en la victoria ante Chivas, en un centro que Jair Pereira interceptó y remató con la cabeza, para marcar el autogol del triunfo puma; sus labores defensivas han limitado su presencia en el área enemiga, pero es vital para que Javier Cortés asuma riesgos, elabore jugadas y se incorpore en metros donde es definitivo.

Prueba de ello lo marcan otros números: González a veces se desempeña como un ‘5’, colaborando con la zaga y reforzando esta línea. En lo que va del semestre, se ha anticipado en nueve ocasiones al rival, cortando los ataques enemigos, e incluso bloqueado tiros directos al arco de Alejandro Palacios (1).

El español destruye la ofensiva enemiga y comienza a construir el juego propio. Cortés, en cambio, marcó el tanto ante León (1-0) en la tercera fecha, luego de casi 90 minutos en los que las estrategias de ambos clubes habían supuesto el empate; el volante consiguió la anotación internándose al área y con un potente disparo. Frente a Monterrey, en la sexta jornada, Cortés acompañó a Matías Britos en una descolgada y terminó por servirle un pase que inauguró el marcador (5-3 final).

“Lo importante es concentrarse en los detalles positivos que hemos tenido, lo relevante de nuestro juego y eso estamos haciendo, ahora nos toca Querétaro y sé que podemos hacerlo aún mejor.

Hay que estar atentos y hacer lo nuestro en el partido del domingo”, comentó el ‘7’ sobre el duelo que viene, de nuevo en Ciudad Universitaria. Con once unidades, ubicados en el sexto peldaño de la tabla de posiciones, en el Pedregal aspiran a seguir sumando y pensando en la cima de la clasificación como meta. Gallos Blancos será el sinodal que pondrá a prueba sus características y comenzará a definir su futuro próximo en cuanto a la Liguilla. “Debemos hacer valer nuestra localía y sumar los tres puntos. Enfrentar a Gallos no viene bien y debemos estar atentos”, apuntó Cortés Granados.