La línea más endeble de Pumas

En los últimos cuatro encuentros, los universitarios han recibido nueve anotaciones; la zaga ha exhibido falencias, desconcentración y errores que han costado puntos y goles en contra

La defensa de Pumas
La defensa de Pumas (Imago7)

Ciudad de México

Pumas ha disfrazado una crisis en su defensa durante los últimos encuentros. El equipo que dirige Francisco Palencia completa once unidades en los primeros siete duelos del torneo, y se mantiene peleando en los primeros sitios de la clasificación, pero la realidad es que, en los últimos cuatro compromisos, Universidad ha resentido en la zona de seguridad. Su zaga no coordina como debería.

Con una extraña lesión de Gerardo Alcoba, habitual en la central, ha ido de más a menos en el certamen, en cuanto a la defensa. El uruguayo no ha visto acción ni con la Sub 20, debido a una contractura que en el primer equipo no ha explicado con exactitud el por qué se originó. Su sitio lo ha tomado Alejandro Castro, pese a no ser su sitio natural. Parecía que funcionaría como su sustituto. No ha sido así. En los últimos 360 minutos, los del Pedregal han recibido nueve tantos, uno cada 25.

Frente a Necaxa, en la cuarta fecha, Pumas comenzó con el martirio de su defensa. En Aguascalientes, los felinos empataron por 2-2. Edson Puch marcó de penal el primero de los Rayos, luego de que Javier Cortés derribara a Álex Díaz en el área y de que se decretara penal a favor de los de casa; en el complemento, Eduardo Herrera perdió la marca defensiva en un tiro libre, que permitió el remate cómodo de Marcos González, para, con la cabeza conseguir el 2-1 momentáneo.

Una semana más tarde, en Pachuca, la defensa auriazul exhibiría su peor rostro. Apenas al minuto 3, Pumas ya se veía en desventaja ante el monarca de la Liga. Darío Verón perdió su marca, al tratar de cortar un avance de Jonathan Urretavscaya, lo que permitió que el joven José Ramírez se colara por detrás de Alejandro Castro, para ganarle las espaldas. Instantes después y ante la ausencia de Marcelo Alatorre en su zona, por la derecha, los Tuzos gritaban el 1-0.

En el complemento, ya con Hirving Lozano en el campo, fue precisamente la banda derecha la que acusó recibo de su presencia. No fue el día de Marcelo Alatorre. Al 67', Chelo abandonó su zona para intentar quitarle el balón al Chucky, que con un solo movimiento se deshizo de él y abrió para Juan José Calero; el joven colombiano apareció justo por la banda derecha, donde se despegó Alatorre, para, en dos tiempos, controlar, disparar y conseguir el 2-0 momentáneo.

Al 74' llegó el desplome. Lozano encaró a Marcelo Alatorre, sacó un tiro que escupió Pikolín Palacios, y el balón le quedó a modo a Calero, con la complacencia de Verón, un espectador más en la jugada, en la que el heredo del antiguo cancerbero de los Tuzos remataba a placer. Se consumaba la primera derrota para Pumas en el AP16. Desconcentraciones en la zaga.

Contra Monterrey, pese a la goleada a favor de Universidad (5-3), los Rayados consumaron tres anotaciones. Al 38' cayó el primero. En un tiro libre, Funes Mori se adelanta a Verón y puntea un balón que en el área recupera Basanta, éste dribla a Luis Fuentes y sirve para César Montes, que era marcado, de lejos, por Alejandro Castro. El central marcó el 3-1 en ese momento. La zaga no respondía a la altura de su ofensiva. Al 54', otra vez Darío Verón perdió la marca, ahora de Carlos Sánchez, y el uruguayo, que venía atrás del guaraní, se le metió por detrás, para rematar un centro de Iván Piris.

Dorlan Pabón se encargó de consumar el tercer tanto para Monterrey. De nuevo en un tiro libre, Eduardo Herrera perdió la marca del colombiano y se quedó reclamando un empujón de su rival, ante la carrera del atacante enemigo. El '8' regiomontano remató con la cabeza, prácticamente solo, para conseguir acortar un marcador inobjetable y contundente.

Hace unos días, en Tijuana, aunque los postes salvaron a Pumas de una goleada previsible, la defensa volvió a hacer de las suyas, a favor del rival. Corría el minuto 22, cuando Gabriel Hauche recibió un pase de Milton Caraglio, que dejó atrás a Darío Verón, para anotar el 1-0. El atacante argentino dejó botar la pelota en el área, ante la tardía reacción de Alejandro Castro, que reaccionaba ante el yerro del guaraní.

El mal momento de esta línea, ya generó cambios. Palencia sustituyó a Marcelo Alatorre frente a Xolos, al 64', debido a que su zona representaba la de mayor riesgo. Su lugar lo ocupó Josecarlos Van Rankin. Por una aparente lesión, Luis Quintana, otro jugador de La Cantera, ingresó en el mismo encuentro ante los fronterizos para tomar el sitio de Alejandro Castro. La zaga, además de endeble, podría sufrir modificaciones. El panorama no es alentador.