Kevin Escamilla, solución emergente en la media de Pumas

El juvenil pasó, en cuestión de pocos meses, de levantar el título de Segunda División, a ser un inamovible de Palencia; ha suplido a Javier Cortés y está en vías de consagrarse como contención

Kevin Escamilla ha tenido actuaciones destacadas con Universidad
Kevin Escamilla ha tenido actuaciones destacadas con Universidad (Mexsport)

Ciudad de México

Pumas llegará al duelo definitivo, contra Tigres, en el Volcán, con un novato en la contención. Todo indica que Javier Cortés, si bien ya fue dado de alta, no completará el ritmo suficiente para estar a la par de sus compañeros, por lo que Kevin Escamilla, como lo ha hecho desde hace cuatro partidos, se mantendrá en la cintura del campo, compartiendo créditos con Abraham González. A sus 22 años, será su gran prueba el no desentonar en Monterrey y asumir un papel estelar.

Por una complicación en los ligamentos de la rodilla derecha, Cortés se ausentó desde la jornada 15 y fue entonces, cuando Paco Palencia echó mano de Escamilla, por encima de la posibilidad de incorporar a un hombre de calidad ya probada como Alejandro Castro. El juvenil, campeón del mundo Sub 17 en 2011, no lo hizo mal. Aunque carece de la dinámica de Javier, aporta lo suyo, características distintas: pegada desde media distancia y presencia en balones detenidos.

Hasta ahora, Kevin Escamilla completa doce apariciones, repartidas en 447 minutos sobre el campo; en cinco ocasiones, contabilizando el juego de ida frente a Tigres, ha fungido como titular en esta temporada. Ha recuperado, según las propias estadísticas de la Liga Mx, 109 balones y ha brindados 201 trazos correctos. La realidad es que la ausencia de Cortés no ha pesado, pero sí se notan las diferencias entre ambos.

"Estoy aprovechando la oportunidad que se me están dando; estoy preparado para lo que venga, al cien por ciento para que en ocasiones como esta, levantar la mano. He venido jugando casi todo el torneo completo y teniendo muchos minutos, todos debemos estar al cien para cuando se nos necesite", mencionó Kevin hace unos días; “El objetivo es ser titular en el equipo, he estado haciendo las cosas bien. Estoy con toda el hambre para estar en el plantel del primer equipo”, reiteró.

Y es que, además de hablar en la cancha, Escamilla Moreno lo ha hecho sobre la cancha, razón por la que Palencia le mantiene como la única opción de suplir a Cortés: “Veo complicada la incorporación de Javier, apenas este miércoles me lo entregaron los médicos, y tendrá solo un par de entrenamientos para acoplarse a lo que venimos trabajando; sin duda que es un futbolista que marca diferencias, pero está Kevin, que lo ha hecho estupendo”, recalcó el técnico en conferencia.

El proceso de Escamilla ha recuperado su rumbo en este Apertura 2016. Después de debutar a mediados del 2015, con Memo Vázquez en el timón y ser considerado para algunos encuentros, por la escases de opciones en la plantilla felina, el entrenador se olvidó de él, así como de otros jóvenes, como Jesús Gallardo y Omar Islas, entre otros. Palencia le dio minutos por primera vez en julio pasado, entonces, el ‘6’, tenía nueve meses sin ver acción en el máximo circuito.

Durante el primer semestre de este año, junto a una camada, en su mayoría olvidada, fue el propio Kevin, con el gafete de capitán en el brazo derecho, el que guío a Pumas Premier, filial de la Segunda División, hasta la final del torneo, en la que se impusieron a su similar de Chivas. Con sus familiares en la tribuna, y la motivación de cualquier amateur, consiguieron un 3-2 global, que le permitió a Escamilla alzar el trofeo de campeón.

Sus argumentos, aunados a la salida de David Cabrera en el verano y la baja de juego de Alejandro Castro, han hecho que Paco Palencia se decante por él como la solución emergente de la media de contención. De consagrarse, Escamilla marca el recambio generacional en su posición, lo que complicaría la estancia del propio Álex y el retorno de Cabrera, prestado por ahora en Monarcas Morelia. Es un embajador de su generación y ha respondido como tal.

De momento, debe enfocarse en el duelo que viene, en lo inmediato. Escamilla y su aporte, son la encomienda de Palencia y el resto de los titulares, para manejar el partido en Monterrey y conseguir un resultado favorable, un triunfo, por cualquier marcador, que les brinde el pase a las semifinales del torneo. Kevin, que ha tenido que remar contracorriente, incluso dentro de la institución que hoy le acoge, tiene su gran oportunidad, como hasta ahora, con la adversidad de frente.