Israel López: Un formador de fieras en Pumas

El ex mediocampista tiene a la filial Sub 17 a 90 minutos del título de Liga; en su segundo semestre como entrenador, aspira a hacer carrera larga en Universidad.

Israel López
Israel López (Imago7)

Ciudad de México

Una amplia visión de campo, un fuerte disparo de pelota y una depurada técnica individual, marcaron la carrera de Israel López como futbolista. Fue un mediocampista de contención férreo, pero inteligente, cuya principal función era destruir el juego ajeno, pero que gustaba de sumarse al ataque, probar suerte con tiros de media distancia y hasta con acciones creativas. En 2012 colgó los botines casi en silencio, vistiendo los colores del modesto Querétaro, pero 19 años antes ya había comenzado su trayectoria, por supuesto, con Pumas (hasta el 2001), y donde ahora ha iniciado una nueva etapa, como antes, acompañada del éxito. Es el entrenador de la filial Sub 17 de Universidad Nacional.

Desde el Apertura 2016, López Hernández tomó las riendas del cuadro con límite de edad del Pedregal, y aunque en su primer semestre no le alcanzó a meterse en puestos de Liguilla, para este Clausura 2017, como sublíder (con 43 puntos), los Pumas de Isra se colaron a la fase final, donde se encuentran a 90 minutos de conseguir el título de Liga, luego de un juego de ida complicado, en el que Monterrey los venció por 2-1 en el Barrial; cerrarán actividades en el estadio Olímpico este sábado, pensando en grande: "Imagínate lo que significa para los chavos que les toque jugar en el estadio del primer equipo, están muy entusiasmados y con ganas de mostrarse, de ganar en casa y ser campeones", dice vía telefónica.

Apenas en febrero pasado, Israel consiguió su título como entrenador, el que avala la Federación Mexicana de Futbol y ahora, en la cancha y con el cuadro Sub 17 como escenario de pruebas, despliega un juego ofensivo, que por lo menos este torneo le ha alcanzado para poner a sus queridos Pumas en una posición de privilegio, destacando por el funcionamiento de sus dirigidos y por la mesura del propio López, que como jugador, se deshace de elogios: "Es mérito exclusivamente de los muchachos, de la unión y el entendimiento que hemos tenido como grupo; ha sido un buen certamen y me gustaría que tuviéramos como recompensa el título".

López es consciente de que el éxito no se obtiene de un día para otro, que es un proceso largo, en el que el esfuerzo es vital; como entrenador ha tenido una semana fundamental, días largos, en los que la concentración está a tope: "Todo esto se dio semana tras semana, es un gran logro estar disputando una Final con este grupo; no es de ahora, tenemos casi un año trabajando, pensando que podemos aspirar a cosas grandes, que poco a poco se nos fueron dando. Esto es parte del camino. La idea es coronarnos en casa".

La realidad es que la temporada que tuvo Pumas Sub 17 fue sobresaliente en este Clausura 2017, destacando en poderío ofensivo y en consecución de puntos, quedando solo detrás de Monterrey "A esa edad, pisar la cancha del estadio en el que ves a tus referentes, hasta a tus ídolos y hacerlo en una Final, pareciera el escenario idóneo. Tuvimos una temporada en la que estuvimos siempre en sitios de Liguilla y eso nos ha fortalecido bastante; acabamos en el segundo lugar general y con la marca de ser la segunda mejor ofensiva (con 35 dianas a favor)".