Momento de reaccionar para Pumas

De los últimos siete juegos de la fase regular, Pumas debe sacar 12 puntos al menos para amarrar un cupo en la fase final; son cuatro triunfos lo que necesitan, una suma que para los dirigidos por Palencia se antoja lejana.

Francisco Palencia, técnico de Pumas
Francisco Palencia, técnico de Pumas (Imago7)

Ciudad de México

El semblante de Francisco Palencia se ha endurecido conforme han pasado las jornadas del Torneo Clausura 2017; cada vez que comparece ante los medios de comunicación, lo hace con mayor molestia, defendiendo sus ideas al máximo y sin espacio para una retroalimentación. El presente de Universidad, pese a mantenerse en el octavo peldaño, con 14 puntos, marca una tendencia descendente y esto ha sido, en gran medida, por la escasa cohesión que existe en sus líneas, mismas en las que, como en la defensa, carecen de solidez.

Sin embargo, la problemática de Pumas va más allá. Con siete encuentros aún por disputarse para definir a los invitados a la fi esta grande del balompié nacional, Universidad necesita, por lo menos, 12 puntos que le coloquen con 26 para ser considerados dentro de la Liguilla.

Sin importar las formas y hasta la efectividad de su ataque, los auriazules se enfrentan a una especie de misión imposible, pues estas cifras son algo que bajo la gestión de Palencia, en paridad de condiciones, no se han conseguido.

El semestre anterior, a falta de la misma cantidad de duelos, el equipo del Pedregal sumaba 17 puntos, tres más que ahora, que bien podrían marcar la diferencia. En esos restantes compromisos, Palencia y sus dirigidos obtuvieron 10 unidades, que les colocaron con 27 y les brindaron un sitio en la fase final. Ahora, las posibilidades, aunque pudieran ser múltiples, se definen con cuatro triunfos, suma que Palencia, por lo menos en los últimos cotejos del torneo, no ha obtenido. En los más recientes 630 minutos ha conseguido ocho unidades.

Cada duelo será incesante para Palencia y sus pupilos, cada 90 minutos marcarán la pauta para saber si existe posibilidad de luchar por el campeonato o no. La tendencia parecer indicar una negativa como respuesta.

Este fin de semana, por lo menos, la estadística avisa de un duelo relevante: Universidad Nacional visitará Tuxtla Gutiérrez, con la mente puesta en la reactivación de la Liga, luego de la Fecha FIFA; en los más recientes cinco juegos, Pumas suma dos triunfos, un empate y dos descalabros en la selva.

Abril será un mes primordial para Universidad y comienza este sábado, contra Chiapas; seguirá el duelo frente a Toluca, en Ciudad Universitaria el domingo 9, después, el miércoles 12, Atlas recibirá a los felinos, y a los pocos días, el sábado 15, acudirán a Monterrey, frente a Tigres; el domingo 23, reciben en el Pedregal al Veracruz, que acumula problemática de descenso y finalmente, cierran el sábado 29 contra Morelia, en tierra michoacana. En mayo definirá la postura de los auriazules de cara al cierre del torneo.

Solo les restaría el compromiso ante Puebla, con poco en juego. Para acrecentar la adversidad, la mayoría de los compromisos vitales de abril, se jugarán en calidad de visitante, otro pendiente de la gestión de Palencia. En lo que va de este certamen, de los cuatro duelos fuera de Ciudad Universitaria, Pumas solo ha vencido a un rival (León), mientras que los otros tres cotejos han significado únicamente derrotas.

En el comienzo de la Liga sucumbió por 2-1 frente a Chivas; en la tercera fecha se logró la victoria contra La Fiera; en la sexta semana del campeonato, con Monterrey como sinodal, se sumó otro descalabro, ahora por 2-0; en La Corregidora, dos jornadas más tarde, se volvió a perder, esta vez con un 4-3 en la pizarra.

TENDRÁN UN PAR DE BAJAS

El panorama para Pumas es desalentador y se incrementa por un par de detalles más. Universidad requiere de resultados positivos a la brevedad, que le ayuden para seguir entre los primeros ocho puestos de la clasificación; sin embargo, y por lo menos este fi n de semana, tendrá que sortear un par de bajas relevantes ante Chiapas: Josecarlos Van Rankin, inamovible en la lateral derecha y Nicolás Castillo, el virtual campeón goleador de la Liga, con ocho anotaciones.

Francisco Palencia tendrá que encontrar reemplazos a la brevedad. "Nico ya traía molestias (en el tobillo derecho) y le daremos descanso esta semana, esperando que se recupere; si bien es el goleador del torneo, tenemos gente como Matías Britos que también lo ha hecho muy bien en esa posición y seguramente será él quien lo supla. Hay competencia interna en el equipo... Tenemos, además de Castillo, la baja de Josecarlos (Van Rankin), que también trae molestias musculares, pero fuera de eso, llegamos completos", dijo el timonel antes de partir a Chiapas.

Sobre la situación actual del equipo, que con 14 unidades se mantiene en el octavo peldaño del Clausura 2017, Palencia señaló que conoce la urgencia por sumar unidades, situación que espera comenzar a resolver este mismo sábado, en la selva chiapaneca:

"Todos los equipos necesitamos seguir acumulando más puntos y este es el caso de Pumas; necesitamos estar en los primeros puestos y ahora tenemos que medirnos a un rival muy importante, bien dirigido, que en su casa se hace respetar".