La herencia de Palencia en CU

Más allá de los sinsabores con los que cerró su etapa como entrenador de Pumas, Paco le brindó proyección a ciertos jóvenes prospectos, como la consolidación de Jesús Gallardo

Francisco Palencia
Francisco Palencia (Imago7)

Ciudad de México

A Paco Palencia se le recordará como entrenador de Universidad Nacional como un tipo que tuvo la oportunidad de consolidar el cariño que su entrega generó  como futbolista auriazul. La aceptación que tuvo al comienzo de su etapa como estratega se vino abajo con el correr de los meses y con la acumulación de fracasos deportivos, de resultados adversos; sin embargo, en su etapa como estratega felino, también hubo oportunidad para elementos de casa, para jóvenes que se mostraran en la Primera División.

Durante los 15 meses que Palencia permaneció en el timón de Pumas, debutó a cinco canteranos. Uno de los principios de su etapa consistía en darle oportunidad a incipientes talentos, con la mira puesta en que se consolidaran. Para ello, se rodeó de auxiliares como David Patiño, que conoce a la perfección las entrañas del club y que ya había trabajado de la mano con las divisiones inferiores de la institución y ello serviría para proyectar a los mejores representantes juveniles de la escuadra.

El primer elemento en tener participación con Palencia por fue Santiago Palacios. El delantero, que recaló en el club a finales de agosto del año pasado, luego de varios años en las distintas divisiones del futbol holandés, regresó a su alma mater, el equipo que lo formó, para tratar de ganarse un lugar; sin embargo, en el Apertura 2016 apenas sumó 76 minutos, repartidos en tres partidos, marcando un gol ante Morelia. Al semestre siguiente, con cinco compromisos de por medio, abandonó las filas del cuadro del Pedregal.

Para el Clausura 2017, Alan Mendoza fue el elegido de Palencia. El lateral por izquierda  tuvo participación en el primer juego del certamen, ante Chivas, en Guadalajara; era la reaparición de este otro canterano, que volvía a CU después de un par de años de ausencia. Parecía que se convertiría en el relevo natural de Luis Fuentes, de hecho, a este último lo liberaron a raíz de que Alan volvía... Hasta ahora y con una disminución en sus apariciones, sigue sin consolidarse con Universidad.

El tercer estreno de Paco Palencia fue Pablo Jáquez, un defensor central del que se hablan maravillas en La Cantera. El 15 de enero de este año, frente a Cruz Azul, el zaguero vio acción por primera vez en el máximo circuito; aquel semestre, entre sustituciones a Gerardo Alcoba o Darío Verón por lesiones, apareció durante 404 minutos, repartidos en siete compromisos. Pese a distintos detalles por corregir, el entrenador vio en él a un elemento con la capacidad de sobresalir por su corpulencia y técnica; la realidad es que hasta ahora, no ha vuelto a aparecer con cierta regularidad.

En el mismo CL17, Palencia le dio minutos a Alejandro Zamudio, un contención que lo mismo puede actuar como volante interior, de apenas 19 años. El muchacho realizó su estreno en Ciudad Universitaria, ante Toluca. Terminaría el torneo con una aparición más, registrando un total de 68 minutos y la esperanza de consolidarse a mediano plazo. Para este Apertura 2017 fue registrado con el primer equipo e incluso tuvo actividad en Copa. Con Paco inició su proceso.

Brian Figueroa fue el último de los debuts de Palencia. Es el más joven del primer equipo (18 años), aunque esto no ha sido un impedimento para dejar en claro su talento. Velocidad, desparpajo, creatividad y desequilibrio son parte de los argumentos que este extremo cuenta. Lo precede el haber llegado hasta la final con la categoría Sub 17 del equipo, misma en la que era fundamental y goleador. En el AP17 suma, hasta la partida de Paco del timón, seis encuentros y 317 minutos.

Mención aparte merece la gestión de Palencia con Jesús Gallardo, un prospecto desperdiciado durante etapas anteriores, que en el primer torneo con Paco fue fundamental para conseguir la clasificación a la Liguilla; de hecho, a raíz de su destacada labor con Universidad Nacional, el también lateral fue considerado por Juan Carlos Osorio y a la fecha sigue siendo convocado al Tri mayor... La herencia del actual entrenador cesado consiste en eso, en reforzar de a gran medida La Cantera, darle presencia a las fuerzas básicas.