El antitalismán Eduardo Herrera

Desde que Francisco Palencia tomó la decisión de enviar al atacante al banquillo de suplentes, Universidad Nacional ha explotado a la ofensiva

Eduardo Herrera, delantero de Pumas
Eduardo Herrera, delantero de Pumas (Imago7)

Ciudad de México

Desde la llegada de Juan Francisco Palencia al frente de los Pumas muchas cosas han cambiado dentro de la escuadra del Pedregal, entre ellas, la tan criticada titularidad del canterano universitario, Eduardo Herrera.

Durante mucho tiempo se especuló que la titularidad que le daba Guillermo Vázquez al 'Grande' era por la buena relación que mantenía con el antiguo Rector de la universidad; sin embargo, con la salida de José Narro y llegada de Enrique Graue, el técnico capitalino ha tomado en su totalidad las riendas del cuadro auriazul y ha mandado a Eduardo Herrera al banquillo de suplentes.

Los resultados han respaldado la determinación de Palencia y Pumas ha sumado en promedio de tres goles por partido desde que Herrera inicia desde los banquillos los partidos de su equipo.

Curiosamente, esta constante se ha dado en otros torneos también. En el campeonato en el que Vázquez Jr. lo debuta en el máximo circuito (Apertura 2011), tomó de inmediato el lugar del lesionado Juan Carlos Chacho; en dicho torneo, el único partido en donde Pumas goleo a su rival, Herrara Aguirre se quedó en la banca por primera y exclusiva vez en el torneo.

Un caso similar se dio para el Clausura 2016. Herrera no jugó en tres ocasiones; en una de esas, Pumas consiguió golear 4-2 a Monarcas Morelia.

Si hace un año Eduardo Herrera era el heredero de Darío Verón al mando del conjunto universitario, hoy el ex seleccionado nacional no entra más en los planes de Juan Francisco Palencia, quien encontró el camino al gol en un efectivo Matías Britos y un siempre excéntrico Fidel Martínez.