Los debutantes de Palencia

Pese a que a su mando se cumplió un año sin estrenos de canteranos en el máximo circuito, en octubre pasado, desde entonces, la gestión de Paco le ha dado oportunidad a tres prospectos

Pablo Jáquez y Paco Palencia
Pablo Jáquez y Paco Palencia (Imago7 / Mexsport)

Ciudad de México

A finales de enero, Paco Palencia cumplirá ocho meses al frente de Pumas, un equipo que le marcó como profesional y que antes de retirarse, soñaba con volver, para dirigirle. Aunque no se formó en La Cantera, el ahora entrenador conoce a la perfección la esencia del club, cómo manejar el tema de las fuerzas básicas y sobre todo, lo que conlleva la presencia de los jóvenes en el primer equipo. Después de un primer semestre en el que esto escaseaba, ahora es una realidad.

Palencia acumula dos debuts en sus primeros 180 minutos del Clausura 2017: Alan Mendoza, quien parece se quedará con el puesto de Luis Fuentes, en la lateral izquierda y Pablo Jáquez, un defensor central juvenil, del que se hablan maravillas en La Cantera. Previamente, Santiago Palacios había tenido su aparición a finales del semestre anterior. Por si fuera poco, en el duelo frente a La Máquina, 13 de los 18 jugadores que estaban en el campo y el banquillo de suplentes, eran de casa.

Revivir las fuerzas básicas es la encomienda principal de la directiva que comanda Rodrigo Ares de Parga, y Palencia sabe cómo conseguirlo: "Aquí, nuestra prioridad es darle espacio a nuestros chicos de Cantera; eso no merma la calidad de la plantilla al contrario, la idea es tener a una oncena de muchachos que no den una pelota por perdida y que ante todo sientan los colores", dijo el presidente apenas hace unos días.

Y sí, en el cuerpo técnico avalan la continuidad de los más inexpertos, con el fin de proporcionarles herramientas y que crezcan a la par de que se obtienen resultados favorables para el escuadrón estelar: "Pablo Jáquez es un muchacho con una gran técnica, que sabe salir jugando como pocos, del que estoy seguro se convertirá en un jugador importante para la institución en un futuro y hasta para la selección nacional", comentó Palencia sobre su nuevo pupilo.

Respecto a esta posición, al menos en los más recientes años, han debutado Luis Quintana, Rafael Cid y ahora Pablo Jáquez. Existe mérito en que los jóvenes aparezcan en esta línea, debido a la imagen de Darío Verón. El paraguayo es el extranjero que más años ha participado con Pumas (van 13), y los títulos y logros le han ganado un sitio especial para la afición. En su momento, ya sea Jáquez o algún otro, tendrá que llegar el relevo generacional en la central.

A comparación de Memo Vázquez, su antecesor en el timón, Palencia en ocho meses, ha debutado a tres elementos menos que el antiguo director técnico. Pero a diferencia del pasado estratega, Paco le ha brindado mayor continuidad a sus promesas. Jesús Gallardo, Omar Islas, Kevin Escamilla, Rafael Cid, Alan Acosta y Gustavo Rodríguez fueron apuestas de Vázquez Herrera, pero con la misma velocidad que aparecieron, se perdieron con el correr de las jornadas y difícilmente era considerados para el primer equipo.

De aquella baraja, Palencia retomó a algunos. Una de las primeras adecuaciones de su plantel fue la incrustación de Jesús Gallardo como inamovible, que incluso alcanzó una convocatoria a la selección nacional. De igual forma, Kevin Escamilla ha tenido oportunidad de aparecer en algunos encuentros, pero siempre como recambio. El resto, pese a ser considerados de algún modo, no están en los planes inmediatos de Paco.

SOLO UNA DERROTA

Desde su arribo a Ciudad Universitaria, tanto en Liga y liguilla, Palencia se ha hecho fuerte en casa. Prueba de lo anterior, el término de la hegemonía ante Cruz Azul. Solo Tigres, pero en fase regular, se impuso por marcador de 3-1. En el Olímpico suman 10 compromisos, siete triunfos, dos empates y el descalabro frente a los del Tuca Ferretti. Paco completa el 70 por ciento de efectividad en su territorio, donde se han vuelto casi invencibles.

Respecto a sus cifras totales, Paco Palencia suma 21 compromisos al mando de Universidad, nueve victorias, ocho derrotas y cuatro empates, para contabilizar un 42 por ciento de efectividad. "El inicio nos ha dado dos resultados contrastantes, pero da gusto que ahora, contra Cruz Azul, hayamos conseguido un marcador que merecíamos, que nos costó y que trabajamos. Seguiremos con la misma intensidad".