‘Memo’ Vázquez se asfixia

El entrenador no ha encontrado la fórmula para que Pumas reaccione; Morelia, vital para olvidar la crisis

Guillermo Vázquez, técnico de Pumas
Guillermo Vázquez, técnico de Pumas (Mexsport)

Ciudad de México

La gestión de Guillermo Vázquez al frente de Pumas atraviesa por su momento más complejo.

El cuadro del Pedregal suma cuatro derrotas en fila en el Clausura 2015, su defensa es la más goleada del certamen (16 dianas en contra) y su ofensiva registra 286 minutos sin celebrar anotaciones.

Por si fuera poco, los refuerzos que arribaron a CU apenas este semestre no han tenido el peso que de ellos se esperaba en el terreno de juego.

La crisis es profunda. En redes sociales y tribuna ya se habla de la inconformidad que produce el desempeño del equipo auriazul, y pese a los números adversos, la directiva que encabeza


Antonio Sancho confía en la capacidad de Memo para acabar con la sequía de triunfos; la dirigencia apuesta por la continuidad al proceso actual para erradicar los malos resultados recientes.

"Él (Vázquez) es nuestro entrenador, esto es un plan a mediano y largo plazo; Memo llegó el torneo pasado, la situación estaba muy complicada y con estos mismos jugadores se levantó, se calificó y estamos esperando lo mismo.

El equipo sigue trabajando, y está la misma confianza en él y en los jugadores. Estamos claros de la situación, necesitamos sacar puntos, pensamos en calificar, que es el objetivo", advirtió ayer por la mañana el vicepresidente deportivo azul y oro.

Consciente de que los refuerzos no han brindado en el campo lo que la afición y el cuerpo técnico esperaban, y responsabilizando a los recién llegados de la escasa producción de puntos en la Liga, Sancho habló fuerte sobre su desempeño, en concreto de Silvio Torales y Jonathan Ramis, quienes no se han ganado la confianza del entrenador para desempeñarse como titulares habituales; ambos siguen alternando en sus puestos.

"Los refuerzos no han cumplido las expectativas, es una realidad; Gerardo (Alcoba) ha aportado, pero en el caso de Silvio (Torales) y Jonathan (Ramis) esperamos mucho más de ellos; vinieron a apuntalar al equipo, es gente que viene a poner su grano de arena y no han aportado lo que se espera de ellos y es una realidad.

La situación duele, pero al fi nal de cuentas los números hablan por sí solos", comentó Sancho Sánchez.

Así, con el panorama más nublado de lo que se esperaba y la competencia a la mitad del curso, Pumas y Memo reciben este domingo a Morelia, un rival que ya ganó la jornada anterior y que buscará refrendar con un triunfo en CU, el envión anímico que le significó la llegada de un nuevo entrenador.


Para este encuentro, Guillermo Vázquez tiene los números a su favor dirigiendo a Universidad: de siete enfrentamientos ante los purépechas, el timonel auriazul suma seis victorias y un empate.

SU PEOR COSECHA

A pesar de conocer el entorno que envuelve a los Pumas, de ser un estratega identifi cado con la esencia de los universitarios, Memo Vázquez registra hasta el momento su más baja cosecha de puntos (5) en el equipo, a comparación de su anterior etapa, en la que permaneció por un lapso de cuatro torneos cortos al frente del club. En las mismas instancias, pero durante su anterior administración, lo mínimo que el estratega azul y oro había logrado eran siete unidades en los primeros ocho encuentros (en el Clausura 2012).