Pumas, la travesía a los octavos de Libertadores

Para acceder a la fase definitiva de la Copa, Universidad deberá superar a tres rivales habituales en este certamen y ante todo, sobreponerse a la distancia que implican visitas a Sudamérica

Copa Libertadores 2016
Copa Libertadores 2016 (Conmebol)

Ciudad de México

El pasado 22 de diciembre, Pumas conoció su futuro inmediato en la Copa Libertadores. El sorteo previo del torneo arrojó a Universidad en el séptimo sector, compartiendo créditos con el Emelec de Ecuador, el Deportivo Táchira de Venezuela y el Olimpia de Paraguay. Pero para trascender en la competencia del continente, los del Pedregal tendrán que demostrar más argumentos que los futbolísticos y es que, la distancia, podría ser factor en contra para sus aspiraciones.

A partir de febrero, aún con fechas por definir, el plantel universitario tendrá que realizar tres viajes a Sudamérica, además de la competencia local. Pumas abrirá contra el Emelec en CU; visitará más tarde al Olimpia, para después hacer lo propio con el Deportivo Táchira, en Venezuela; luego, Los Aurinegros vendrán al Olímpico; en este mismo recinto, el conjunto guaraní será el penúltimo sinodal, para que [1] nalmente, los felinos viajen a Ecuador, y ahí medirse ante el Ballet Azul.

Entonces, habrán recorrido una distancia de 26 mil 872 kilómetros, más el cansancio de las horas de vuelo. Los rivales de grupo son un enigma. Emelec, el vigente campeón de Ecuador (trece veces ha conseguido el título de Liga de su país), tiene en sus filas a tipos de cuidado, como Pedro Quiñones, su capitán con pasado por el futbol mexicano (Santos Laguna, en 2009); el equipo está dirigido por Omar de Felipe, estratega argentino, con paso por Independiente y Quilmes.


El Deportivo Táchira cuenta con una plantilla más humilde, pero buscará sorprender a propios y extraños; está dirigido por el uruguayo Carlos Maldonado. Mención aparte merece el Olimpia, un histórico del futbol paraguayo y de la Copa, en la que ha participado en 36 ocasiones, llegando a la final siete veces. En sus vitrinas se presumen los tres títulos de la Libertadores (1979, 1990 y 2002) como máximo logro, situación que los alienta cada que se encuentran en este escenario.

Para la edición del 2016, con Francisco Arce en el timón y dos viejos conocidos para la Liga MX en sus filas, como Christian Riveros y el recién incorporado Luis Neri Caballero, El Rey de Copas tratará de refrendar su currículum.

PLANTEL SUFICIENTE

Hoy, Guillermo Vázquez puede jactarse de que sus Pumas tienen suficiente materia prima como para armar dos onces, uno que se enfoque en la Liga, sin olvidarse de que una de sus prioridades es seguir solventando el tema porcentual, alejándose del descenso y el otro, que realice el desgaste y haga los viajes a Sudamérica, que se afiance con el correr de los encuentros y dé la cara en las visitas de la Libertadores, quizás con algunas incrustaciones de jugadores estelares. La oncena titular de Universidad Nacional sufrirá cambios mínimos para abrir el telón este sábado, frente a Monterrey.

Solo Eduardo Herrera, por suspensión, será reemplazado, posiblemente, por Dante López. El resto, será el cuadro estelar: Alejandro Palacios en el arco; Marcelo Alatorre, Gerardo Alcoba, Darío Verón y Luis Fuentes componiendo la central; Javier Cortés y Alejandro Castro, como contenciones; Ismael Sosa, Matías Britos y Fidel Martínez generando volumen ofensivo. Esta será la apuesta en la Liga.


Para el armado del segundo escuadrón, Memo Vázquez es consciente de que deberá emplear a sus cuatro refuerzos para fortalecer una columna vertebral que combina canteranos y gente de experiencia: Alfredo Saldívar en la portería; una línea de cuatro defensores con Josecarlos Van Rankin, Luis Quintana, Francisco Meza y Jesús Gallardo; la doble contención lo conforman Hibert Ruiz y David Cabrera; la línea de tres ofensivos está conformada por Mathías Vidangossy, Daniel Ludueña y Luis Quiñones; en punta, Dante López.

Estos dos equipos los probó el timonel azul y oro durante los partidos de preparación, en el receso de la Liga; el primero lo utilizaba para arrancar los duelos (frente a Veracruz y Celaya, respectivamente) y modificaba en el complemento con el conjunto alternativo. Un empate y un descalabro fue la cuota, normal, que conlleva la adaptación de los nuevos elementos. Además de estos 22 futbolistas, Vázquez Herrera tendrá una baraja más de posibilidades para emplear en Liga o Copa, dependiendo de las necesidades de su equipo, y es que varios canteranos que no han logrado afianzarse en el máximo circuito estarán a la espera de minutos en el campo. David Izazola y Alfonso Nieto encabezan este grupo, que funcionará como recambio para cualquiera de los dos onces de Pumas.

LES TOMAN LA MEDIDA

Pumas abrirá actividad en la Liga MX contra Monterrey, ante Rayados, un rival que apenas acumula una victoria en los últimos cinco duelos frente a los del Pedregal. Este resultado se registró el 23 de marzo de 2014, cuando los regios visitaron Ciudad Universitaria y le propinaron al conjunto que entonces dirigía José Luis Trejo una derrota por 1-2 en patio ajeno.


Tres victorias para los felinos y un empate, completan la cuota de enfrentamientos directos, situación que los coloca como favoritos para el duelo de este sábado, en el nuevo estadio Bancomer.