La crisis sigue sin Palencia: Pumas 0-2 Xolos

A pesar del despido del entrenador, Universidad volvió a perder, sumando su cuarto descalabro al hilo en Liga; Tijuana, la mejor racha del futbol mexicano

Ciudad de México

Francisco Palencia y Eduardo Coudet atravesaron una crisis de resultados en el comienzo del Apertura 2017. Sin ir más lejos, el argentino colocó en la peor racha a Tijuana, pero la paciencia de su directiva y el aguantar al estratega, hoy le reditúa a Xolos la mejor cosecha del futbol mexicano, con cuatro triunfos consecutivos. El más reciente, precisamente, ante Pumas, que ahora comanda Sergio Egea.

Sin una identidad futbolística clara, los del Pedregal sucumbieron por la mínima, gracias a un tanto de Gustavo Bou y a uno más de último minuto, así como yerros en defensa. Con esto, la crisis se mantiene para Universidad Nacional, aunque ya sin el repudiado estratega, que salió en medio de las recriminaciones de su afición. Ahora, sin embargo, la misma gente solicitó un nombre: "Memo, Memo", en alusión a Guillermo Vázquez.

LOS ERRORES DE JOFFRE

Habían transcurrido los primeros cinco minutos en la cancha del Olímpico de CU, cuando la afición de Pumas contuvo el aliento por unos instantes... Joffre Guerrón se quitó a tres rivales consecutivos, con ligeros pero efectivos amagues hacia adentro, aunque en el momento en el que el ecuatoriano cedería el esférico hacia Nicolás Castillo, éste se le alargó demasiado. De la tribuna llegaron los lamentos hasta la cancha. Era el primer intento azul y oro ante Tijuana.

En su tercer encuentro al frente de Pumas, Sergio Egea no mostró novedades: el timonel mantuvo la línea de cinco defensores y tres mediocampistas, para después, en ataque, colocar al mencionado Joffre y Nicolás Castillo. La gran incógnita fue la ausencia de Jesús Gallardo, que a media semana tuvo actividad con la selección mexicana; la idea, en general, era la misma, salida por los costados y referencias del área rival.

Xolos, fiel a esa esencia ofensiva que siempre le ha caracterizado, comenzó a desplegar su arsenal ofensivo. Al 19', Alfredo Saldívar se empleó a fondo para evitar el primer tanto del día. En un contragolpe, el balón terminó en los botines de Juan Manuel Iturbe, que se deshizo de sus marcadores a velocidad y disparo ante la salida del cancerbero enemigo; el guardameta de casa contuvo el disparo con el cuerpo y recuperó la calma del colectivo.

Universidad Nacional insistía. Después de bajarle el rigor a los embates de Xolos, Pumas, de la zurda de David Cabrera, al 30', encontró la asistencia perfecto, pues practicamente dejó solo a Joffre Guerrón dentro del área, pero el ecuatoriano no pudo bajar adecuadamente la pelota, concediéndola al defensor más cercano. El cuadro de Egea dejaba ir la oportunidad más clara de todo cotejo. Los fronterizos respiraban tranquilos.

LA CATÁSTROFE

Egea, consciente de que se requería de mayor vértigo en la ofensiva, prescindió del errático Joffre y le dio ingreso al juvenil Brian Figueroa. En el papel, era la modificación adecuada, la que daría profundidad; sin embargo, una serie de errores comenzaron a darse en la defensa universitaria. Desde Luis Quintana, que concedió un tiro de esquina en un rechace, hasta Alfredo Saldívar, que colaboró en el gol de Gustavo Bou, que con un tiro que parecía no llevar potencia, venció al arquero al 53'.

Con la desventaja en la pizarra, ahora sí, llegaron más modificaciones. Egea le dio entrada a Néstor Calderón y cambió a línea de cuatro defensores, para sumar más hombres en ataque. La propuesta consistía en aumentar la intensidad y con ello, propiciar más ataques, que Castillo de volantes que llegaban hasta el final de la cancha y buscaran al chileno dentro del área rival. Y vaya que lo intentaron, pero Xolos no cedió la iniciativa, por el contrario, buscó cómo aumentar el marcador.

Faltaban 15 minutos para que concluyera el partido. Sergio Egea se pasea en su área técnica, mientras que Leandro Augusto, su auxiliar, le da indicaciones a Alan Acosto, el último cambio azul y oro del encuentro. La tensión se sentía en el aire. Tijuana no calificaba en su intensión por hacerse de los tres puntos, aprovechando la velocidad de sus elementos de ofensiva. Y pese a que se notó la ligereza y rapidez para los de casa, no les alcanzó, sumando su cuarto descalabro al hilo en Liga. En los minutos finales, Luis Mendoza marcó el 0-2.

¡Compra tus boletos para Xolos vs América!